Vida y muerte de los blogs

Ya lo habréis leído, supongo, pero el cierre de Reflexiones de un bot, el mejor blog sobre manga que existia en España obliga a reflexionar un poco sobre esto de la blogosfera comiquera, volviendo a recordar la endeble naturaleza de los weblogs. Dependen de una persona, a lo sumo un pequeño grupo de personas, que dedican parte de su tiempo a su afición, detrayéndolo de sus tiempos de trabajo, estudio, ocio o familia. No se recibe ni un duro a cambio, tan sólo el apoyo de la gente, que se convierte en el principal combustible del que lo hace.
Tras la apertura de Tebelogs! hemos vivido una eclosión de weblogs, llegándose a listar casi trescientos en el fundamental servicio mantenido por Nacho Carmona. El fenómeno de la “blogosfera comiquera” tiene una fuerza innegable, pero personalmente creo que la tiene en su aspecto colectivo.
Me explico: individualmente, cada weblog es endeble y sujeto a variaciones imprevisibles. Hoy la Cárcel o Zona Negativa tienen miles de visitas, pero mañana puedo tener problemas personales que me impidan seguir con la página o los chicos de Zona Negativa tener una revelación que les lleve a dedicarse a la cría del calamar.
¿Qué pasaría entonces?
Nada, absolutamente nada. Porque estoy convencido de que en el conjunto de la blogosfera comiquera, otros tomarían los puestos dejados, tirando de ese carro conjunto. La falta de información profesional en el mundo del tebeo ha creado un gigantesco monstruo compuesto de miles de pequeñas individualidades, a modo de cuento de Clive Barker, en el que lo importante es el esfuerzo colectivo de todos ellos. A poco que uno mire un poco la evolución de los weblogs listados en Tebelogs, comprobará que apenas un centenar se encuentran activos, y de ellos, poco más de 50 son los que mantienen una actividad diaria. Es cierto que hay ya veteranos, con más de dos años de vida, como esta misma página, pero poco importa ya que el dinamismo de la blogosfera es el que dicta realmente las normas.
La labor de Kyosuke al frente de Reflexiones de un bot ha sido excelente y su pérdida es lamentable, pero es seguro que mañana, pasado o la semana que viene, aparecerá otro weblog que cubrirá su labor con grandes resultados. Y si mañana cerrase La Cárcel (que no, tranquilos, hay para rato), ya vendrá una Jaula de Papel que la sustituya, manteniendo viva la pasión que todos tenemos por los tebeos.
Pero para que funcione ese movimiento colectivo, es fundamental el trabajo de Nacho Carmona al frente de Tebelogs!, la columna vertebral de este movimiento blogosférico que nunca será lo suficientemente reconocida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation