El APonscalipsis II

Decía yo hace unos días que esto de los Premios de la Cárcel al mejor weblog había que tomarlo como lo que era: un juego entre amiguetes, nada más. Y una de las razones, lo digo claro es que me sabía fatal que un blog tan interesante y honesto como La Espada de Orión pudiera cerrar por no haber sacado ningún voto. Ya expliqué en sus comentarios que el problema de votar sólo una web es que se podría dar la paradoja de que otra web fuese la segunda en el pensamiento de todos los votantes y, pese a tener más difusión y globalmente estar mejor considerada, no sacar ni un voto (vale, sí, el año que viene permitiré dar tres nombres, mecagüenlahostia, pero me va a dar algo contando y tendréis vosotros la culpa, que conste). Y eso es lo que creo que le pasó al bueno de Laintxo: tener que sufrir un “efecto colateral” de un sistema de votos demasiado estricto.
Afortunadamente, La Espada de Orión vuelve a estar en marcha y desde aquí animo a uno de los mejores weblogs de la blogosfera a seguir con su excelente trabajo.
¡A currar! :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation