Tintin… ¿es un tebeo americano?

En la anterior entrada, Eduardo Entralla lanzaba una pregunta envenadada en los comentarios: “¿podemos considerar Modesty Blaise, Zarpa de Acero, Spider, Kelly ojo mágico…etc. cómic europeo?”. Una pregunta que va mucho más allá de las consideraciones sobre si lo Gran Bretaña es Europa o un estado más de los USA, porque lanza un misil directo a la línea de flotación de la eterna discusión tebeo europeo – tebeo americano.
La respuesta es tan compleja como imposible, pero vamos a lanzar leña al fuego. ¿Se puede considerar que, por ejemplo, Tintin es un tebeo europeo?¿O el Blake & Mortimer de Jacobs?
Si nos centramos en los referentes de ambos autores, es posible que la respuesta sea sorprendente para muchos, ya que ambos son efebos con profundas raíces en el cómic americano.
Por ejemplo, el señor Hergé, es bien famoso por haber sido el “origen” de la llamada línea clara:

Un estilo que se origina en el de Alain de Saint-Ogan, su maestro, como podemos ver fácilmente al comparar viñetas de los primeros Tintin con Zig et Puce, por ejemplo:

Tintin por Hergé

Zig et Puce, por Saint-Ogan

Pero resulta que Alain de Saint-Ogan era un admirador irredento de las tiras de prensa americanas, sobre todo de George McManus, al que copiaba no solo en estilo, sino incluso en personajes, como podemos ver en estas viñetas.

Saint-Ogan

George McManus

Saint-Ogan

George McManus

Miremos el caso de Blake & Mortimer, todo un ejemplo de tebeo franco belga… o casi, ya que el origen de esta serie es, nada más y nada menos, que el Flash Gordon de Alex Raymond. Durante la guerra, la serie fue prohibida por la ocupación nazi y Jacobs se dedicó a dibujar las continuaciones de lo publicado hasta el momento, siendo el germen directo de El rayo U, protagonizado por Lord Calder (Flash), Sylvia Hollis (dale) y el Prof. Marduck (Zarkov).

Flash Gordon, por E.P.Jacobs

El Rayo U, primera versión

Y ricemos el rizo… ¿Astérix? Por mucho que Uderzo sea ahora el adalid de la lucha contra lo extranjero, lo cierto es que una de sus primeras obras (1950) es.. ¡El capitán Marvel!

El Capitán Marvel Jr., por Uderzo

Así que, al final, resulta que incluso el sacrosanto tebeo franco-belga viene del tebeo americano… No deja de ser una argumentación demagógica, porque es evidente que la historieta, tal y como la entendemos hoy, nace a partir de las tiras de prensa americanas, por lo que esa influencia es obvia.
Otra discusión diferente sería si existe una idiosincracia propia de la historieta europea respecto a la americana. Un debate mucho más interesante, porque pese tener raíces comunes, el tebeo en Europa ha evolucionado siguiendo otras vías. Así, mientras que el tebeo americano ha sido siempre puntero y rompedor en el desarrollo de nuevos recursos narrativos, el europeo ha sido más conservador en las formas, con estructuras narrativas mucho más tradicionales y sencillas, pero temáticamente, el tebeo europeo ha seguido caminos muy distintos respecto al americano.
Sin embargo, ¿se puede hoy afirmar que hay un tebeo europeo y otro americano? Es posible que todavía se puedan hacer algunas distinciones narrativas y temáticas (si somos tan miopes de identificar tebeo USA únicamente con el género de superhéroes), pero es evidente que las influencias mutuas han llegado a tal punto que es casi imposible saber dónde están los límites: autores americanos tocando temáticas más propias del cómic americano, europeos que dibujan al estilo amerimanga… y es que la globalización también ha llegado a los tebeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation