¡Macanudo!

Llevo casi un año siguiendo día a día las tiras de Liniers en Autoliniers. Mi primera lectura es siempre esta sorprendente tira, en la que el argentino es capaz de pasar de la ingenuidad e inocencia más deliciosa hasta el humor absurdo más delirante, pero siempre escondiendo sutiles reflexiones sobre el ser humano, siempre lúcidas, a menudo demoledoras.
Ya sea partiendo de una interpretación literal, de un malentendido, o sencillamente de una observación del día a día, Liniers despliega una imaginación increíble, siempre sorprendente, que crea un nuevo género dentro de la historieta: la greguería gráfica.
Al igual que las inmortales creaciones de Gómez de la Serna, la obra de Liniers puede provocarnos una sonrisa o sonoras carcajadas, pero dejará siempre en nuestro pensamiento una idea que nos acompañará durante todo el día, abriéndose paso en nuestra mente hasta que, en el momento menos inesperado, aparezca ante nosotros y nos obligue a la reflexión.
Una obra maestra de la tira diaria, a la altura de los grandes clásicos del género. Por eso, la recopilación que acaba de editar Mondadori bajo el título de Macanudo es sencillamente indispensable. (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation