Más revistas de Panini

Está claro que a Panini le funcionan las revistas. Si hace poco anunciaban la salida de la revista del grupo juvenil Santa Justa Klan, ahora son dos nuevas revistas dedicadas al anime y el manga. La primera, dedicada a los chavales entre 7 y 12 años, se llamará Mega-Hiro y sus 50 páginas a color estarán bien repletas de información sobre animes y manga, siendo el reclamo en este número series de indudable éxito de audiencia como Campeones, Detective Conan, One Piece, Pokemon, Inuyasha, Caballeros del Zodíaco o Zatch Bell, con un precio de 2.95EUROS, barato para lo que es el estándar hoy en día de una revista que no sea del corazón, lo que la hace candidata ideal a “revista que compran los padres para que se callen sus hijos“. La segunda, que se dará a conocer en breve, tendrá similares características, pero dedicada al público infantil femenino.
La política de Panini es muy inteligente, desde luego. Sabedores que los tebeos tienen un techo de ventas relativamente bajo para el tipo de publicación que es, tienen muy claro que hay que buscar lectores nuevos, y se han lanzado a la parte más difícil, no la de recuperar antiguos lectores de tebeos, sino a la captación de futuros lectores de cómics. Y los resultados demuestran que estan acertando en su búsqueda: las revistas que ya están en los quioscos (Winx, Marvel Rampage, Embrujadas, Bratz o Jugón!) tienen ventas más que saludables, muy por encima de la mayoría de los tebeos de la editorial y es fácil predecir que una revista con portada de Oliver y Benji arrasará en ventas. Un dato que permite la posibilidad de arrastrar lectores desde las revistas a los tebeos, que tiene especial importancia en el caso del manga. Sabido es que los mangas de Panini no han sido especialmente boyantes en ventas, pero con la llamada que pueden ahcer estas revistas, una buena selección de mangas, adecuada al lector de este tipo de revistas, se puede convertir en una excelente jugada editorial, aumentando espectacularmente las ventas.
Que tengan suerte.

Bone superstar

Para que luego digan si sirve de lago salir del gueto de las librerías especializadas. Según ha declarado Jeff Smith, las ventas de Bone siempre han sido buenas, estimando en un millón los comic-books vendido por su editorial y ediciones extranjeras (lo que hace una media de unos 20.000 ejemplares en total por número), distribuídos en librerías especializadas. Pero el salto a la edición en color de Scholastic ha sido espectacular: se han vendido ya un millón de libros de los tres prímeros libros publicados por esta editorial que, recordemos, básicamente distribuye en librerias generalistas y grandes superficies.
Ahora, a ver si los de Astiberri tienen éxito y venden un buen número de libros de esta excelente serie… :)

Moebius y Bisley en la novela gráfica de Halo

Halo, un videojuego desarrollado por Bungie Studios de ventas millonarias tendrá su versión en cómic, que publicará la editorial Marvel tras una dura pugna entre varias editoriales. Una novela gráfica de lujo (tapa dura, 128 páginas a color), que contendrá cuatro historias que se desarrollan en el universo del videojuego y que han sido firmadas por dibujantes como Moebius, Tsutomu Nihei o Simon Bisley. El álbum se presentará en Julio en la San Diego ComicCon y parece ser que va a ser un éxito absoluto de ventas, a tenor de las solicitaciones que ya se tienen de las distribuidoras, a lo que hay que añadir la impresionante campaña publicitaria que Marvel planea lanzar.
No es novedad el trasvase entre los dos medios, pero sí lo es que sea una apuesta puntera por parte de la editorial mainstream más importante y la curiosa apuesta por autores poco conocidos para el público habitual como Moebius o Tsutomu Nihei, pero que garantizan el seguimiento en un posible lanzamiento europeo (bueno, y recordemos que Moebius ya tiene experiencia en el tema, a fin de cuentas, la saga de Los Mundos de Edena nació como un anuncio de Citren).
Habrá que ver qué sale de todo esto…

Novedad de Diábolo para el Salón de BCN

La nueva editorial Diábolo Ediciones anuncia ya algunas de sus novedades para el Saló, comenzando con la interesante Morlac, de Leif Tande, un obra muy experimental de este autor canadiense (del que también se publica ahora su visión de El pulpo por Bang Ediciones) que ha sido muy bien recibida por la crítica francesa, relacionándolo nada más y nada menos que con Mathieu… sólo por eso ya vale la pena echarle un ojo…

Morlac, de Leif Tande. 144 págs. BN.

Más novedades de Norma para el Saló

Sigue el goteo de novedades de Norma para el Saló de BCN:

(*)- EL ESCORPIÓN 6. EL TESORO DEL TEMPLE, de Desberg y Marini. Rústica y cartoné. 22 x 29,5 cm. 48 pág. Color

NEOGENESIS EVANGELION: IRON MAIDEN THE 2nd 3, de Gainax y Fumino Hayashi. Trimestral. Rústica con sobrecubierta. 11,5 x17.5 cm. 184 pág. BN

EL ÁNGEL CAÍDO 1, de Peter David y David López. Rústica. 17×26 cm. 144 pág. Color

Aunque El Escorpión ha ido bajando poco a poco en interés, sigue siendo una serie que entretiene bastante. Y respecto a Fallen Angel/El Ángel caído, es una de esas series que ha alcanzado la categoría de culto inexplicablemente. El trabajo de David es muy, muy irregular, y lo único destacable es la labor de David López.
Por cierto, [mode teoría-de-la-conspiración ON] un tebeo de Norma con el logotipo de DC…tiene morbo, ¿ein? :) [mode teoría-de-la-conspiración OFF]

Cosas del previews

Casi a límite de tiempo, algunas cosas para pedir en el Previews de este mes:
– Concrete vol.6: Strange Armor, 12.95$ p27. Sigue la recopilación del Concrete de Chadwick, que aquí comenzará a editar Norma en breve
– The comics an illustrated history, de James Robinson. 24.95$ (p35). Un paseo por la historia del cómic.
– The kurosaji corpse delkivery service Vol.1 , de Otsuka y Yamazaki. p40 10.95. una nueva serie de terror, esta vez de la mano de Yamazaki.
– The museum of terror Vol1., de Juni Ito p41 13.95$. El gran Ito, uno de los autores más desasosegantes que se publican en este género.
– Batman city of crime TP, de Lapham y Bachs, 19.99$ p65. Recopilatorio de la incursión de Lapham en este personaje. El resultado no es tan interesante como se preveía, pero puede pasar.
– Solo, de Sergio Aragonés. p87 4.99. Termina esta curiosa colección con el número dedicado al siempre genial Aragonés.
– Sloth HC, de Beto. 19.99 p115. Beto otra vez en Vertigo.
– Testament Akedah TP, de Ruskhoff y Sharp. 9.99 p122. una curiosa serie de ciencia-ficción que mezcla muchas referencias bíblicas.
– The walkind dead booke one, de Kirkman y Adlard 29.99 p135. Recopilatorio de más de 300 págs de esta excelente serie
– Milk & Cheese 1 y 2, de Evan Dorkin. 2.75$ p224. Diamond redistribuye los dos primeros números de esta corrosiva serie de los 90.
– Flight Vol3. 24.95 p245. Nueva entrega de esta antologái de nuevos autores Image.
– Winsor McCay Early works Vol8 19.95 p253. Como edición es el horror, lo sé, pero hasta que no se publique como Dios manda, es la única manera de acceder a toda la obra de McCay.
– Comic as art: we told you! de Spurgeon y Covey. 19.95 p290. Historia de los 30 años de Fantagraphics.
– Mome vol4, 14.954 p292. Nueva entrega de esta interesante antología-
– Passionella and othe stories, de Jules Feifer 19.95 p292. recopilatorio de historias de Feiffer. Si tienes que pedir algo, que sea esto!
– Art out of time: unknown comic visionaries 1900-1969 HC 40$ p376. un curioso libro que repasa la obra de autores que nunca estuvieron en primera línea. Puede ser interesantísimo
– Marvel Eternals 1, de Gaiman y Romita Jr. Una nueva incursión de Gaiman en el universo Marvel, paradójicamente con una serie del mismo título que su famosa creación para Vertigo. Ya veremos, porque 1602 dejaba mucho que desear.

Enlaces luneros (porque hoy es lunes, oigan)

Hoy es lunes, y además, un lunes muy jodido. Y no me vengáis con jodiendas de que el calendario poner martes. Es mentira. Es un jodido lunes, es más, es un superlunes, el supervillano de los lunes. Que se ha estado preparando durante cinco días, agazapado tras el calendario mientras nosotros, simples humanos, gozábamos de un fin de semana “king-size” pensando que volveríamos al triste trabajo en martes. Pero no, nada más sonar el despertador se desplegó ante nosotros con la cruda realidad, era un lunes terrible, más odioso que nunca…
Así que, pongo lista de enlaces:

Javier Olivares estrena weblog donde podemos ver sus ilustraciones y dibujos. Y se agradece, oigan, que seguir la obra de este hombre no lo consigue ni Miguel de la Quadra Salcedo…
– Otro quie estrena weblog es Jali, autor admirado y elogiado repetidamente por estos lares. Podéis ver sus últimos dibujos y obras (por cierto, cada vez más Calatayudiano este hombre).
Indecentemente Cursi es una divertida tira del argentino Carochinaski.
– Y hablando de historietas argentinas, Historietas Reales es una buena manera de seguir la obra de un buen puñado de autores de ese país: Diego Agrimbau, Federico Reggiani, Dante Ginevra, Hernán Cañellas o Ángel Mosquito entre otros muchos.
– Una iniciativa similar a la anterior: Semana Onírica.
– Más tiras on-line, esta vez del francés Otto Prod, divertidísimas (en francés)
– El Viñetódromo es una recopilación de las diferentes tiras de humor gráfico que se publican en prensa en España.
Bedeka, un excelente weblog para estar al día de la BD quebecoise, uséase, del tebeo que se hace en Québec (Canadá).

Lecturas peligrosas

Como han sido días de contrición y penitencia, servidor, respetuoso con las costumbres nativas, se ha dedicado estos días a sacrificarse, acercándose al temido y odioso tebeo mainstream americano, que ya se sabe que es obra del diablo y que su sólo contacto provoca terribles convulsiones en los defensores del gapastismo. Pero como buen pecador, sé que la redención sólo viene a través del dolor, así que me he dedicado a leer tebeos yanquilandeses en V.O. sin subtítulos, por aquello de hacer más terrible la penitencia.
Os hago una rápida recensión de cada uno de los leídos.
Comencemos por lo peor, que ha sido la truñosísima House of M, un intento por parte de Marvel de hacer mega-crossovers a través de muchas colecciones, conseguir muchos lectores que se tengan que comprar las numerosísimas serie colaterales y, de paso, darle una mano de pintura al universo Marvel, cambiarlo un poquito y, quién sabe, ganar algún despistado lector que pase por allí. Para el intento, se inventan una especie de parábola de Mundo Feliz superheroico, en el que los superhéroes viven en un mundo de cuento, con sus palacios, reyes y demás y son además lo grandes protagonistas de este mundo de ensueño. El caso es que el planteamiento de la idea es a priori interesante, pudiendo explorar multitud de “What if” paralelos de forma simultánea para analizar la idea del superhéroe, pero parece que, como ya es habitual, Bendis no destaca por se de imaginación desbordante, por lo que opta por seguir el camino Matrix, plagiando descaradamente el esquema “te voy a sacar del sueño y vamos a luchar contra él”, con sorpresas tramposas y demás parafernalia. Al final, la cosa no sólo no tiene sentido alguno, sino que parece que no tenga la más mínima importancia que lo tenga. Un (0), pero tenía que leerlo, entendedme.
Afortunadamente, mi segunda lectura ha sido mucho más interesante, ya que Ex-Machina ha logrado congratularme con Brian Vaughan, un guionista demasiado sobrevalorado a mi entender en obras que no pasan del simple aprobadillo como Runaways o Y, el último hombre. Sin embargo, debo reconocer que en esta serie ha conseguido convencerme, con un planteamiento original y, sobre todo, bien llevado. Vaughan plantea un mundo con un único superhéroe (no especialmente espectacular o superdotado, su poder es comunicarse con las máquinas), que llega a la alcaldía de Nueva York tras los sucesos del 11-S. Y su problema es, a partir de ese momento, enfrentarse a los problemas diarios, desde la provocación de un artista que consigue sublevar a la minoría negra y blanca o el matrimonio homosexual, en lucha constante con los periódicos y los lobbies. El planteamiento de Vaughan de la serie es inteligente, jugando a un alejamiento ligeramente humorístico, que le permite no renunciar a la crítica abierta de la política americana e incluso dejar correr soterradamente una línea argumental más superhéroica en forma de clásica teoría de la conspiración. Una serie que se lee con agrado, destacando especialmente la impresionante labor de Tony Harris, espléndido en el apartado gráfico, que ha mejorado de forma espectacular la gestualidad facial de sus personajes para la serie (siguiendo la larga estela de Maguire, todo sea dicho). Una serie que debería publicar ya Planeta por estos lares (3).
La tercera serie venía avalada por las múltiples candidaturas en los Eisner: Desolation Jones, de Warren Ellis y J.H.Williams III. La verdad es que tenía bastante interés en su lectura, pero la decepción ha sido Total. Parece ser que Ellis quería escribir alguna historia de Hellblazer, así que falto de posibilidades por el momento, se ha decidido a crear un personaje que es exactamente un trasunto del amigo Constantine. Un detective, ex-agente secreto que ha pasado por un ignoto proceso de “desolación” que le confiere una especie de capacidad de “haberlo vivido y estar de vuelta de todo” se enfrenta a un extraño caso en el que tiene que recuperar unas cintas pornográficas grabadas por Hitler. Un punto de partida curioso, pero que Ellis usa para recrear esta suerte de mezcla de Constantine y Spider Jerusalem sin preocuparse más que en hacer unos diálogos zahirientes y supuestamente originales. En el fondo, no hay demasiadas diferencias entre esa serie y otras anteriores suyas, excepción hecha de los espectaculares lápices de J.H.Williams III, de una calidad excepcional, a años luz del guión que ilustran. Planificaciones de página rotundas, transiciones gráficas atrevidas, una labor mucho más destacable que la de Ellis, demasiado entretenido en provocar bienpensantes mentes republicanas. Es indudable que se deja leer, pero poco más (1+).
Y la última, los tres números aparecidos de Next Wave, de nuevo con Warren Ellis, que esta vez firma una gamberrada sin más ambiciones que reírse de los grupos de superhéroes clásicos, más específicamente de Los Vengadores. Siguiendo la línea hiperviolenta de otras creaciones suyas, como The Authority, Ellis se ríe de los héroes, de los villanos (nada más y nada menos que un godzilla gigante con calzoncillos, una referencia a un personaje clásico kirbyano) y de lo que toque. Incluso hay una organización secreta llamada H.A.T.E., dirigida por un sujeto tuerto que fuma puros con tendencias suicidas. Mucho chiste pasado de rosca, basado en la escatología pura y muy lejos de la inteligencia de un Dan Slott, por ejemplo, pero que al final consiguen que, de vez en cuando te rías un poco leyendo el tebeo. Eso sí, espléndido Immonen, con un nuevo cambio de estilo radical de esos a los que está tan acostumbrado. Para reírse un ratillo, aunque me temo que los siguientes números caerán fácilmente en la repetición (1).
Bueno, tampoco ha estado tan mal la cosa… :).

Agenda: la noche de los libros en Madrid Cómics

El jueves 20 de Abril, la librería Madrid Cómics (C/Silva 17, Madrid) abrirá hasta las 23:00 de la noche. Como adelanto al día del libro, desde las 21:00 se ofertará un 10% de descuento en las compras. Además, a las 21:15 Mauro Entrialgo firmará ejemplares de su nuevo álbum y a las 22:00 actuará Jorge Explosion, para acabar con la proyección del video “Así se hizo Los Domingos” y una copita.
Un buen plan para la noche del jueves si eres de (o estás por) Madrid.

Agenda: Fierabrax 2006, II jornadas del cómic de Villarobledo

Segundas jornadas del cómic de Villarobledo, con un plantel de invitados de lo más interesante y con amplio catálogo de actividades. Rafa Fonteriz, Bernardo Vergara, Sergio Bleda, Luis Durán, Sergio Córdoba, Toni Guiral, Helio Mira, Tirso Cons, Ruizgé, Joseba Basalo, Jordi Bayarri, David Muñoz, Carlos Portela y Julian Clemente son los invitados de estas jornadas, que participarán en diferentes coloquios y mesas redondas.

Viernes 12 de Mayo
– 17:30 Inauguración de las jornadas y entrega de premios del Cóncurso de Cómics
– 18:00. Mesa redonda: AACE, con Sergio Bleda, Helio Mira y Tirso Cons.
– 19:30. Mesa redonda: Jóvenes autores, con Luis Durán, Sergio Córdoba y Tirso Cons

Sábado 13 de Mayo
– 09:00 Torneo de Magic
– 10:00 Proyección de American Splendor
– 11:00 Taller de creación de Cómic, por Manuel Cifuentes
– 12:00 Mesa redonda: Guionistas de cine, guionistas de cómic. Helio Mira, Carlos POrtela y david Muñoz
– 17:00 Taller de creación de Cómic, por Manuel Cifuentes
– 17:00 Mesa redonda: Los tebeos de humor de Bruguera, con Toni Guiral y Bernardo Vergara
– 19:00 Mesa redonda: Fuga de cerebros: autores españoles trabajando para fuera, con Ruizgé, Sergio Bleda, rafa Fonteriz y Bernardo Vergara

Domingo 14 de Mayo
– 10:30 Proyección de Arzak Rhapsody
– 11:30 Mesa redonda: Edita como puedas, la edición de cómics en Españ. Con Julián Clemente, Joseba Basalo y Jordi Bayarri
– 13:30 Clausura

Agenda: Memorias dibujadas. Jornadas del cómic de Guadalajara.

Del 18 al 20 de Abril se celebran las Jornadas del Cómic de Guadalajara. Memorias dibujadas II. Imágenes del franquismo hace un repaso a los tebeos durante el franquismo, con diferentes coloquios y exposiciones.

El martes 18 de Abril, a las 19,30 horas. Presentación de Memorias Dibujadas II y del libro “Francografías” de El Cubri, en la Sala Tragaluz, con la presencia de JORGE BADEL (Concejal de Cultura), PEDRO ARJONA y FELIPE HERNÁNDEZ CAVA (miembros de El Cubri), PACO CAMARASA (Editor de Edicions de Ponent), ANTONIO MARTÍN (teórico e historiador del tebeo español)
A las 21,00 horas. Inauguración de las exposiciones “Cuarenta años de balde” de VALLÉS, “Los forrenta años” de FORGES y “Francografías” de EL CUBRI, que permanecerán abiertas hasta el 18 de Abril al 4 de Mayo en la Sala de Exposiciones del Teatro Buero Vallejo.

El miércoles 19 de abril, a las 20,00 horas. Conferencia “Los tebeos del franquismo” con ANTONIO MARTÍN (autor de “Historia del cómic español: 1875-1839” y “Apuntes para una Historia de los Tebeos”)
Y por fin, el jueves 20 de abril, a las 20,00 horas. Coloquio “El franquismo no fue cosa de risa” con el humorista JOSEP MARÍA VALLÉS.

Prosopopeya (again)

Aprovecho que Glenat edita Prosopopus, de Nicolas de Crécy para releerlo y recuperar la reseña que hice en su día cuando leí el álbum en francés (lo que, en este caso, no tiene ningún mérito, todo sea dicho).

Dice el diccionario de RAE:

Prosopopeya.(Del gr. ??????????? ).
1. f. Ret. Figura que consiste en atribuir a las cosas inanimadas o abstractas, acciones y cualidades propias de seres animados, o a los seres irracionales las del hombre.
2. f. coloq. Afectación de gravedad y pompa. Gasta mucha prosopopeya.

Eso dice, desde luego. Pero de ahí a lo que logra Nicolas de Crécy con Prosopopus dista un larguísimo trecho que ha dictado su imaginación. Según el prólogo del álbum, el prosopopus es un animal mitológico peligrosísimo que se nutre tanto de leche fermentada como de hombres. Según de Crecy, el prosopopus es nuestra propia consciencia, nuestro remordimiento en forma de extraño monstruo más propio de los dibujos animados.
Es Prosopopus un álbum extraño, como el estilo de su autor, en el que un esbirro, un asesino mata a un hombre en medio de la calle, sin que conozcamos sus razones. Pero, de forma inexplicable, la sangre del hombre, el humo de un cigarrillo, el semen derramado con una puta y el aire polucionado de la ciudad se mezclan para dar a luz a un increíble ser que se instalará en la casa del desprevenido esbirro. Un ser que nos llevará en un alucinante viaje por las razones del asesinato, demostrando que todo en la vida está conectado, desde la gota de agua que cae por una cañería al amor que nace de la traición, de la muerte a la creación pictórica. De Crécy juega con la narración, la retuerce y descoloca, mezclando el género negro más clásico con una suerte de alocado dibujo animado protagonizado por una especie de Barbapapá psicótico, logrando un álbum que va directamente a las vísceras y desde ellas asciende a la razón.
Tan bello como terrorífico, Prosopopus es uno de esos álbumes ante los que es imposible quedarse indiferente. (4)

Novedades de Planeta para el Salón del Cómic

Parece que hay un poquito de mesura y Planeta lanza un listado de novedades bastante más comedido que el año pasado:

(**)– 20th century boys #18 (de 20), de Naoki Urasawa. 208 págs. BN. 7.95
(*)– Asa el ejecutor #6 (de 10), de Koike. 336 págs. BN. 9.95EUROS
(**)– El árbol que da sombra #8 (de 8 ), de Tezuka. 320 págs. BN. 11.95
– Yaiba #1 (de 12), de Gosho Aoyama. 368 págs. BN. 9.95
– Nana 1 (de 10), de Ai Yazawa. 192 págs. BN. 6.95
– La flor del sueño eterno 1 (de 2), de Yuana Kazuni. 176 págs. BN. 7.50
(*)– Nekomajin, de Akira Toriyama. 192 págs. Color. 8.95
– Un manga, un romance: la casa del agua, de Miho Obana. 176 págs. BN. 7.95
– Anne Freaks 1 (de 4), de Yua Kotegawa. 176 págs. BN. 7.50
– El patito Feo 1 (de 6), ed Ai Morinaga. 176 págs. BN. 7.50
– Orión, de Masamune Shirow. 264 págs. BN. 9.95

(**)– BGC: Snoopy y Carlitos #3, de Charles Schultz. 352 págs. Cartoné. BN. 16.95EUROS
(**)– BGC: terry y los piratas #12, de Milton Caniff. 192 págs. BN. Cartoné. PVP:9.95
– BGC: Modesty Blaise #5, de O’Donell, Holdaway y Badía Romero. 176 págs. BN. 8.95
(**)– Flash Gordon, de Alex Raymond #1 (de 2). 304 págs. Color. cartoné. 30.00

– María Dolares, de Abulí y Vega. 48 págs. COlor. Cartoné. 11.95
(**)– Clásicos BD: Historias del Bar #3, de Muñoz y Sampayo. 96 pags. BN 8.95
– Especial BD: Kick Back 2, de David Lloyd. 48 págs. Color. Cartoné. 7.95
– Girls: Concepción, de Luna. 144 págs. Color. 11.95
(*)– Colección Trazado: El final de la guerra, de Joe Sacco, 80 págs. BN. Cartoné. 9.95

(*)– Conan y las joyas de Gwalhlur, de Craig Russell. 80 págs. Color. 10.00
– Las crónicas de Conan #5, de Thomas y Buscema. 160 pags. Color. 15.00
(**)– Los muertos vivientes #4: lo que más anhelas. Kirkman y Adlard. 144 págs. BN. 7.50
– Wildcats 3.0 #8, de Casey, Ferry y Rouleau. 144 págs. 11.95
– Lex Luthor: Hombre de acero, de Azzarello y Bermejo. 128 págs. Color. 9.95
(*)– Strangehaven 3, de Gary Spencer Millidge. 176 págs. BN. 8.95
– Catwoman: Si vas a Roma, de Loeb y Sale. 160 pags. Color. 11.95
– Gotham Central #1, de Brubaker, Rucka y Scott. 72 págs. Color. 6,50
– JLA TPB #5, de Byrne y Claremont. 176 págs. Color. 10.95
– JLA: AÑo Uno, de Waid, Augustyn, Bair, Kitson y Props. 320 págs. Color, 20.00
(*)– Los libros de la magia TPB, de Gaiman, Bolton, Vess, Johnson y Stranger. 208 pags. Color. Rústica. 12.95
(*)– Los detectives muertos, de Jill Thompson. 144 págs. BN. 7.50
(**)– Shade, el hombre cambiante #6, de Milligan y Bachalo. 96 págs. Color. 8.95
(*)– Sandman Mystery Theatre 4: La noche del carnicero, de Wagner, Seagle y Davis. 96 págs. Color. 8.95
(*)– La Fuente, de Aronosfky y Williams. 176 págs. cartoné. 15.95
(**)– El derrotista, de Pekar y Haspiel. 112 págs. BN. cartoné. 10.95
(**)– Es un pájaro, de Seagle y Kristiansen. 128 págs. Color. Rústica. 9.95
(*)– La casa de los secretos: Fachada, de Seagle y Kristiansen. 96 págs. Color. 8.95
(**)– Cowboy Wally, de Kyle Baker. 128 págs. BN 12,95
– MAD: Locos por la mafia, de varios autores. 96 págs. 8.95
(*)– DC: Orión 1 (de 5), de Walter Simonson. 176 págs. Color. 7.50
(*)– DC: Question 1, de O’Neil y Cowan. 112 págs. Color. 7.50
(**)– DC: Kamandi 1 (de 5), de Jack Kirby. 192 págs. BN. 5.50
– Solo 1, de Tim Sale. 48 págs. Color. Formato Magazine. 3.95
– Superman Aventuras, de Millar, Amanciom y Austin. 112 págs. Color. 5.50
– Smallville, de varios autores. 40 pags. Color. 3.00
– Batman 1, de varios autores. 96 págs. COlor. 5.95
– Superman, de varios autores. 96 págs. COlor. 5.95
– Los libros de la magia 1, de Ney Rieber. 64 págs. Color. 3.50
(*)– 100 balas 1, de Azzrello y Risso. 48 págs. color. 3.50
– Predicador 1, de Ennis y Dillon. 64 págs. Color. 3.50
(**)– The Sandman 1, de Gaiman, Kieth y Dringerberg. 64 págs. Color. 3.50

¿Han perdido los tebeos su encanto?

En el suplemento dominical de El País de la semana pasada, Javier Marías glosaba desde su columna las maravillas del Capitán Trueno de Mora y Ambrós, de cómo su generación había crecido con esta lectura y se había convertido en todo un icono cultural y social.
Y es verdad. Los tebeos forman parte de los recuerdos más básicos de varias generaciones de españoles. Ya sea a través de Chicos, Cuto, El Guerrero del Antifaz, El Capitán Trueno o Mortadelo, hay un buen número de generaciones que asocia de forma unívoca la felicidad de la infancia con un tebeo. El personaje cambia, pero el impacto de los tebeos es el mismo en todos los casos, se ha instalado en la memoria colectiva de esa generación, grabado a fuego, formando parte indisoluble de su pasado y de su vida.
Es bonito. No voy a negar que me gusta estar ahí, por los pelos, por poco, pero reconozco esa nostalgia por lo tebeos. Miro atrás y recuerdo ir al kiosco por el último Mortadelo, sabiéndome de memoria sus historias, disfrutando como el enano que era de su lectura.
Es una sensación que puedo compartir de forma genérica no sólo con la gente de mi edad, sino con todas las generaciones anteriores. En el momento en que sale, de forma casual o intencionada, mi gusto por los tebeos, es seguro que la persona que tengo delante, por muy mayor que sea, relajará el gesto, sonreirá y dirá “ahhh! Yo me acuerdo de…” y rellenen ustedes a su gusto los puntos suspensivos con cualquier personaje de tebeo.
La historieta es parte de nuestra historia popular, por mil y una razones que serían largas de enumerar, forma parte del imaginario colectivo, sin que haya nadie que se sustraiga a su encantamiento.
Pero la pregunta es…¿pasa hoy en día? Miro a la gente que tiene ahora veinte años o menos y no encuentro esa sensación de complicidad grupal que se tenía con aquellos tebeos. Sí, puede que haya gente que reproduzca las sensaciones que he comentado con Spiderman, con Batman o con otros tebeos… pero no es algo general que afecta a todo el mundo, pertenece sólo ya a unos pocos que eligieron el camino de leer tebeos. Me cuesta creer que dentro de 20 años haya una generación que hable con el cariño que pone Javier Marías en su artículo de las Witch o Dragon Ball, por poner un par de ejemplos.
¿Qué ha pasado? ¿Por qué el tebeo ha perdido su capacidad de epatar, de hechizar a los lectores y hacer que surja un vínculo indestructible?
Es posible que lo único que haya pasado es que los tiempos cambian, sin más. Una excusa que se puede usar para tantas cosas en esta vida que parece más un explicación para aquello que no entendemos, pero que tiene tras de sí la certeza de siglos y siglos de comprobación empírica.
El tebeo vive su mejor momento en nuestro país, no lo pongo en duda. Es más, se abren épocas ilusionantes que pueden llevar a la historieta a una consideración social y cultural nunca alcanzada en este país. Estoy convencido de que, tarde o temprano, veremos tebeos protagonizando debates culturales, que el tebeo entrará en la educación y que será parte fundamental de la formación cultural. Un sueño, vamos. Pero se ha perdido algo en este trayecto.
O quizás lo hemos perdido nosotros, quién sabe.

Muertos vivientes

No os descubro nada nuevo si os digo que me gusta el género de terror. Me encantan las historias de miedo en literatura, cine y, por supuesto en los tebeos. Verdad es que hace mucho que el género no nos da a los aficionados buenos momentos, exceptuando las contadas sorpresas que vienen de oriente, pero parece que existe una cierta revitalización del terror más allá de las sagas dedicadas a que adolescentes de hormonas saltonas se hagan los machitos ante sus ligues en las salas de cine. Nuevos aires que, curiosamente, parecen venir de uno de mis subgéneros preferidos: los zombies. Desde que Romero me dejara petrificado con la primera entrega de su saga de muertos vivientes, esta vertiente del terror ha demostrado una interesante capacidad para plantear temas más allá del simple susto.
Y pese a que en los últimos tiempos estos señores de miembros putefractos hayan multiplicado su presencia en las pantallas cinematográficas, incluso con cierto reconocimiento de crítica y público, lo cierto es que la visión más interesante ha venido del tebeo, de la mano de Robert Kirkman.
Si en los dos volúmenes anteriores de Los Muertos Vivientes publicados por Planeta ya había destacado la habilidad de este hombre para tratar el género, en el tercer volumen me descubro y hago reverencia, porque ha firmado una de las mejores historias de zombies que recuerdo. Kirkman lleva esta vez a sus nómadas protagonistas a una cárcel, donde cuatro reclusos han conseguido sobrevivir entre los zombies. Si bien parte de una estructura argumental similar a la del anterior volumen y se deja llevar por algunos tópicos demasiado previsibles, Kirkman consigue un ritmo casi perfecto, llevando a sus personajes al límite y explorando las reacciones humanas en situaciones extremas con una complejidad que se agradece sobremanera en este tipo de tebeos. Resulta sorprendente como situaciones que me atrevería a calificar como manidas se tornan en un relato vibrante, en crescendo continuo que va atrapando al lector hasta su violenta conclusión. Pero sorprende todavía más la excelente caracterización psicológica de los protagonistas, formando un grupo perfecto para analizar las diferentes caras del ser humano. Y para colmo, Adlard, un dibujante del montón, aprende rápidamente y se dedica a seguir a gente que sabe, consiguiendo quedarse en un especie de clon a medio camino entre Eduardo Risso y Sean Philips.
Un excelente tebeo de género (3+).

Novedad de Zanzíbar Ediciones Abril

Tras la interesante Pueblo, de Mota, la editorial Zanzíbar Ediciones vuelve a la carga, esta vez con una publicación periódica: CTHULHU. Una revista dedicada al género de terror que incluirá historietas de autores españoles, artículos, relatos y reseñas relacionados con el tema. La revista tiene 32 págs. (8 págs. a color) y tendrá un precio de 3,00EUROS.
Estará a la venta la semana que viene.

Novedad de Discmedi

Hace poco comentaba que algunos periódicos estaban comenzando a distribuir la colección BDJazz de la editorial francesa Nocturne. Una de las muchas colecciones en las que esta editorial se ha especializado, mezclando música y cómic en diferentes colecciones como BDJazz, BDBlues, etc.
Pues ahora la iniciativa viene de este lado de los Pirineos, ya que la discográfica Discmedi estrena la colección Cómics y Música (Music Comics Collection), que comienza con un volumen dedicado a la figura del gran Tete Montoliu. En este primer número la idea original y la selección musical corren a cargo del periodista musical Miquel Jurado y el guión y dibujos son obra de Gani Jakupi.
Tete Montoliu, de Gani Jakupi. Textos y selección de Miquel Jurado. Incluye 2CDs. 63 páginas. Color. 30EUROS.

Contenido de los CDs: CD1. 1.Jo vull que m’acaricíis. 2. T’estimo tant. 3.Blues for Núria. 4. Muntaner 83A. 5.Blues for myself. 6.Thanks for being here. 7. Blues for Coltrane. 8.Montserrat. 9.Blues for Woody. 10. Apartment 512. CD2: 1.Don’t smoke anymore. 2. Playing an old dream. 3.Divertimento. 4. Lliure jazz (fragment 1). 5.Blues for line. 6. Lliure jazz (fragment 2). 7. 63 years young. 8. Blues for Anna. 9. Pont aeri/acuarela. 10. Medley del palau (Muntaner 83A, Jo vull que m’acariciis, Acuarela,t’estimo tant…).

Little Nemo … sí, pero en Diciembre

Pues sí, Norma editará el Little Nemo in Slumberland: so many splendid sundays! , la lujosísima y extraordinaria edición que ha publicado Sunday Press books, editada por Peter Maresca.
Eso sí, saldrá en Diciembre, no para el Salón.
Un exquisito regalo de Navidad. Yo le iría diciendo a Papás Noeles, Reyes Magos y demás que fuesen ahorrando…

Novedades de Faktoria K para el Saló

La editorial gallega ya tiene novedades para el Saló de Barcelona dentro de su colección BD Banda. A finales de Mayo aparecerá “Vilaverzas”, la serie que el ourensano Miguel Robledo creara para la revista “Golfiño”. Y después, le tocará el turno a Josep María Beroy, que verá editada una parte de las aventuras de los “Detectives audaces” que publicara en el suplemento de prensa “El pequeño País”.
En ambos casos, los álbumes contendrán historias inéditas y un buen número de extras, como entrevistas con los autores, muestras de su proceso de trabajo y homenajes de otros autores.
Las obras se editarán en gallego y castellano.

Vilaverzas, de Miguel Robledo. 70 págs. Color. Cartoné

Detectives audaces, de Josep M. beroy. 64 págs. Color. Cartoné

Dragon Ball o “si lo saben hacer, ¿por qué no lo hacen?”

Llega la esperadísima edición “definitiva” de la obra más conocida de Akira Toriyama, Dragon Ball, todo un superventas que fue responsable del primer gran estallido del manga en nuestro país. Visto ahora con el tiempo, es evidente que aquella primera “invasión” de tebeo nipón fue un espejismo escondido tras el arrasador éxito de las aventuras de Son Goku y sus amigos. Ni siquiera Akira podía hacer sombra al pequeñajo luchador.
Y es que, hay que reconocerlo, Toriyama consiguió una serie ejemplar. Supo apelar de forma universal al niño que todos llevamos dentro para que con su serie disfrutasen niños de todas las edades, desde los de 6 años hasta los de 60. Apoyándose en la leyenda del Rey Mono (que por entonces, todo sea dicho, sólo se conocía en España gracias a la versión en historieta de Silverio Pisu y Milo Manara), Toriyama emprendió una larguísima novela río en la que sus personajes crecían, se convertían en héroes que salvaban al mundo, pero sin perder nunca ese punto de ingenuidad y gamberrismo propio de la infancia. Como una esponja, Toriyama fue incorporando todo tipo de referencias a la serie, desde las leyendas japonesas clásicas a la literatura europea pasando por el cine, manteniendo siempre vivo el interés, creando un pastiche alucinante de influencias y géneros que hace de la sorpresa la costumbre. Si a eso le añadimos una narrativa dinámica y epatante, que engancha desde la primera página con habilidad demoníaca, es de pura lógica deducir el éxito que tuvo la serie. Aún hoy, más de veinte años después de su creación, Dragon Ball sigue siendo una obra de una frescura increíble, divertida como pocas, de la que se agradece su lectura.
Pese a que se ha editado en todos los formatos posibles, se agradece este “formato definitivo”, en la que se incluyen las páginas a color y las de bitono (supongo que provenientes de los magazines originales donde se serializó) y con una calidad de reproducción extraordinaria. (3+)

Sin embargo, la pregunta viene instantáneamente: si es posible editar con esta calidad y cuidado…¿por qué la edición de 20th Century Boys es tan horrorosa? ¿Qué diferencia una obra de otra? ¿No se debería tener el mismo cuidado siempre? Si la edición de Dragon Ball es un ejemplo de cómo hacer un producto cuidado para el mercado de quiosco, la de 20th Century Boys es todo lo contrario, con una calidad de reproducción próxima a la fotocopia, con moirés a tutiplén, negros empastados, viñetas quemadas y reproducción en un espantoso BN de las viñetas en color.
Poner al lado las dos ediciones debería sacar los colores…

¿Se acabó la magia?

Historias privadas continúa la vuelta de Alack Sinner. Tras el reencuentro con Sophie narrado en El final de un viaje, Sinner debe enfrentarse a una sorprendente noticia: su hija Cheryl ha sido detenida por asesinato. Un problema que le lleva a volver a Nueva Cork y descubrir que la situación es todavía más compleja, ya que su hermana Toni ha desparecido sin dejar rastro. Con este punto de partida, Muñoz y Sampayo reconstruyen ante el lector la vida familiar de Sinner, en el que las tres mujeres más importantes de su vida, Sophie, Cheryl y Toni tomarán protagonismo. Manejando con habilidad los dos relatos paralelos, los autores consiguen además un durísimo alegato contra el sistema policial americano a la vez que un retrato desolador de la soledad madura. Una sólida historia, con un Muñoz desbordante, expresivo hasta el extremo de conseguir que las miradas de sus personajes sean cuchillos que nos atraviesan, que salen del papel para clavarse en nuestras retinas.
Sin embargo, y pese a la calidad del álbum, hay algo en este Sinner que me desconcierta, que lo separa de las primeras historias de Sinner. Es como si la vuelta del detective hubiese sido impuesta y el protagonista vagase por la historia triste, contra su voluntad. Ha desaparecido la bulliciosa vida que poblaba las viñetas de Muñoz. Ya no hay mil y un personajes que cuentan sus historias en segundo plano, ya no hay esa vitalidad efervescente de antaño. Ahora, Sinner está sólo, es como si el mundo hubiese desaparecido alrededor de él. Su mirada nos taladra como diciendo: “me has hecho volver a un mundo que ya no me interesa, que no es el mío”.
Quizás es sólo una impresión mía, no lo sé, pero no quita que se pueda disfrutar sobremanera de su lectura (4).

Nueva editorial: Diábolo Ediciones

Una nueva editorial se une al ya poblado panorama comiquero español: Diábolo Ediciones. Se estrenará con la edición en tapa dura de “Sofía, Ana y Victoria”, de Guillem March. Es una edición revisada y ampliada por el autor, con una historia inédita que se llama “Ángela”. En los próximos meses el catálogo de la editorial se irá ampliando con más autores españoles y alguna sorpresa extranjera.
Sofía, Ana y Victoria, de Guillem March. 100 págs. Color. Cartoné. 16EUROS

¿Little Nemo en castellano? (y otras cosas)

La web de Norma ha dado la noticia de los recientes nominados a los premios Eisner, incluyendo cuáles de esas obras serán publicadas por Norma.
Así, nos enteramos que se publicará el Fell de Warren Ellis y Ben Templesmith (a finales de año), Smoke de Alez Campi e Igor Kordj (en Julio) o The Dark Horse Book of the Dead (en Junio).
No está mal, obras muy esperadas por muchos aficionados y que, seguro, venderán bien. Pero la sorpresa viene de esto:

¿Significa eso que Norma editará la lujosísima edición de Little Nemo de Peter Maresca en castellano?¿O que van a editar la serie de McCay? Cualquiera de las dos noticias es un notición y toda una sorpresa de lo más agradable.

Enlaces
Little Nemo en Mis Tebeos Favoritos

¡Macanudo!

Llevo casi un año siguiendo día a día las tiras de Liniers en Autoliniers. Mi primera lectura es siempre esta sorprendente tira, en la que el argentino es capaz de pasar de la ingenuidad e inocencia más deliciosa hasta el humor absurdo más delirante, pero siempre escondiendo sutiles reflexiones sobre el ser humano, siempre lúcidas, a menudo demoledoras.
Ya sea partiendo de una interpretación literal, de un malentendido, o sencillamente de una observación del día a día, Liniers despliega una imaginación increíble, siempre sorprendente, que crea un nuevo género dentro de la historieta: la greguería gráfica.
Al igual que las inmortales creaciones de Gómez de la Serna, la obra de Liniers puede provocarnos una sonrisa o sonoras carcajadas, pero dejará siempre en nuestro pensamiento una idea que nos acompañará durante todo el día, abriéndose paso en nuestra mente hasta que, en el momento menos inesperado, aparezca ante nosotros y nos obligue a la reflexión.
Una obra maestra de la tira diaria, a la altura de los grandes clásicos del género. Por eso, la recopilación que acaba de editar Mondadori bajo el título de Macanudo es sencillamente indispensable. (4)

La mala gente

La edición de La mala gente por parte de Ponent Mon trae a España a uno de los mejores autores franceses de la última década: Etienne Davodeau. Pese a ser totalmente desconocido en España (exceptuando su contribución en el álbum colectivo Japón), Davodeau lleva ya casi quince años demostrando ser un autor en evolución constante y de una calidad extraordinaria pero, sobre todo, capaz de abordar la historieta desde nuevas perspectivas. Desde sus primeras obras, demostró que el costumbrismo era su género, con una deriva clara hacia el tebeo social. Trilogías como “Un monde si tranquille” daban buena medida de su capacidad, que fue reconocida de forma unánime más tarde con obras como la divertida pero amarga “Quelques Jours avec un Menteur” o la sólida “Le Reflex de Survie”, ambas seleccionadas en Angouleme, o la premiada también “Chute de Velo”, una obra en la que comienza a dar pistas de su interés por aproximarse al costumbrismo desde una perspectiva que mezcla una visión social con la autobiografía.
Su primera incursión en la autobiografía fue “LAtelier”, donde Davodeau improvisa sobre la marcha una historia que nos descubre su vida y su familia, una experiencia que usa para desarrollar la que es su mejor obra hasta el momento, “Rural!”. En ella, Davodeau se aproxima a los problemas del agricultura actual a través de tres amigos que deciden iniciar un negocio de agricultura biológica. El autor sigue durante un año las dificultades que tienen que afrontar los tres amigos, enfrentándose con vecinos, tradiciones o políticos, desde una perspectiva que discurre a medio camino entre el reportaje documental y la autobiografía, dando a conocer también la vida de los habitantes de la región de los Mauges.
En esa misma línea, La mala gente ahonda todavía más en la historia de esta región, aprovechando la implicación de los padres de Davodeau en los movimientos sindicales franceses de los años 60. A través de la conversación con sus padres, atendemos a un momento de la historia de Francia realmente interesante, radicalmente distinto del vivido en España. Mientras que los movimientos sindicales españoles nacían de la oposición política al franquismo, en el país vecino se derivaban del asociacionismo juvenil cristiano, combativo y defensor de los derechos de los ciudadanos. Para cualquier aficionado a la historia, resulta apasionante el testimonio que Davodeau plasma en La Mala Gente, directamente desde los protagonistas de la historia, pero desde el subjetivismo propio del autor, que se moja activamente en lo que está narrando. Personalmente, me ha resultado interesantísimo ver cómo las juventudes cristianas eran el germen de las secciones sindicales en la industria francesa de los 60 y cómo de ahí se formaron las células del partido socialista francés que apoyaron a Miterrand hasta que fue presidente. Gracias a Davodeau, asistimos a la trastienda de la gran política que aparece en los libros, a la historia de una militancia que es, finalmente, quien mueve de verdad a un país. Resulta muy curioso comprobar los diferentes papeles seguidos por la Iglesia en países como Francia y España, en el primer caso, animadora de las reformas sociales y revulsivo ante las desigualdades. En el segundo… lo que ya sabemos. Un interesante contraste entre dos países vecinos que vivieron historias claramente distintas.
Un álbum excelente, que resulta indispensable para entender la situación actual francesa y el porqué de la combatividad de su sociedad.
Y un tirón de orejas a Ponent Mon, porque si bien su calidad de reproducción es excelente, como siempre (de hecho, me parece de más calidad que la de Delcourt), la traducción deja esta vez mucho que desear. No evita la lectura del tebeo, pero se han colado demasiados galicismos y giros gramaticales propios del francés, que muchas veces suenan “raros” y puede incomodar a algunos lectores. (4)

Enlaces luneros (en viernes, ¡qué se la va a hacer!)

Vale, sí, lo sé, la sección de enlaces había alcanzado una plácida estabilidad en los lunes, pero resulta que llevaba yo un par de lunes sin poner nada y, además, viene la Semana Santa, contricción, sacrificio y cosas de esas. Así que mejor cara al fin de semana…

Empecemos con muchos enlaces de autores, que han estrenado webs chulísimas:

Alberto Vázquez, autor que acaba de editar Psiconautas y que estrena preciosa web donde leer muchas de sus historias cortas.
Santi Arcas, el responsable de tebeos como “Huevos Fritos” (Kaleidoscope) o coautor de Simon & Claus junto a Daniel Acuña, estrena blog de proyectos: Por mi mala cabeza.
Impresionante blog de Teddy Kristiansen.
– Kano, bien conocido por sus trabajos en USA, estrena web. De momento hay poco, pero no os perdáis la sección de ilustración.
Filias y fobias de un fanzineroso es una dirección obligatoria a partir de ahora, ya que es el weblog de Borja Crespo, infraser por antonomasia.
– Hace ya mucho tiempo hablé del proyecto de Ediciones PEO. Hoy es una estupenda realidad, donde se puede ver la (excelente) obra de autores como Luci Gutierrez, Puño, Leticia Picheth, Camilla Falsini, Nicholas Gurewitch, Federico Pazos, George Gorsz, Enrique Mochales, Benjamín Marra, Olaf, Peña, Raúl Monge o Fadrique, o seguir el fanzine remembering. Un lugar de visita obligada.
Espacio trazado se define como “el lugar donde Galgo reseña y da su opinion del mundo del comic, desde una perspectiva personal y por supuesto… aun novata.”
Artistas irrelevantes es un sugerente proyecto de Rodolfo Fucile, que nace con la intención de dar los “Datos biográficos de artistas que, por causa del azar o la desgracia, han visto truncada su carrera profesional y, por ende, no han contribuido en absoluto al desarrollo de la Historia del Arte”. Puede que os recuerde a Jose Carlos Fernandes, pero os aseguro que tiene personalidad propia.
El desierto de Juan Tengo: humor gráfico, ilustraciones…
– Un curiosísimo fotolog muy enfocado al tebeo: El periscopio
Entrevista a Tirso Cons en la revista Character Design (en inglés)

Topolino, una obra maestra

Hablaba hace poco, a raíz de la lectura de Los Domingos, de Mauro Entrialgo, de las jugarretas que nos juega la memoria. De cómo modifica, cambia y reescribe nuestro pasado según le convenga. Sin embargo, hay veces, las pocas, en que la memoria cumple su función de fiel notario de nuestra vida. Quizás no por voluntad propia, sino porque esos recuerdos se grabaron con tal fuerza que ni siquiera el tiempo los ha desvirtuado. No sabemos, por desgracia, cuál es el mecanismo que lleva a esta impronta perenne, pero cuando por la razón que sea, esos recuerdos son removidos, aparecen ante nosotros con una fuerza descomunal.
Algo que me acaba de pasar con la lectura del Topolino de Alfons Figueras editado por Astiberri. Prometo que la lectura iba encaminada a resaltar las excelencias narrativas de Figueras y su virtuosismo, pero nada más leer la primera historia tuve una especie de shock: me acordaba perfectamente de esa historia. La leí con apenas 6 o 7 años, pero me acordaba. Me acordaba de los robots de la guerra de los mundos, de Colodión haciendo de robot para engañar a Topolino, de la mano que aprieta, del Dr. Siniestro, del escéptico Adolfo, del fantasma gigantesco de Khun Zivan, del Frankenstein metálico, de la momia… Más de 30 años después de su lectura, las historias de Topolino seguían frescas en mi memoria, perfectamente recordadas, creo incluso que podría describir a la perfección los horrorosos colores de las ediciones de Bruguera… Recuerdo que, por aquellas épocas, mi preferido era, sin duda, Mortadelo, pero el que se quedó grabado fue Topolino. Leyéndolo ahora, me doy cuenta de la magnitud de la obra de Figueras, no ya en sus aspectos más técnicos, indiscutibles, sino en la capacidad de este autor para explorar el terreno de la imaginación. Con seis años era imposible saberlo, pero hoy puedo ver la inmensa cantidad de referencias con las que jugaba este autor, capaz de mezclar desde los mitos del cine de terror a la novela de ciencia ficción o el cine de aventuras (¡Ay! ¡Esa Úrsula haciendo de Ayesha..!), pero exprimiéndolos y obteniendo de ellos la esencia absoluta, su último sentido. Figueras consiguió plasmar en Topolino los mecanismos de la imaginación, el intrincado y complejo camino que lleva a que abandonemos la realidad para embarcarnos en aventuras ignotas.
Y lo hizo estudiando profundamente los géneros populares, aquellos que han arrebatado siempre al público, analizó cómo los personajes se transformaban en mitos, buscó la piedra filosofal que transmutaba una creación en leyenda.
Y la encontró.
Topolino es mucho más que un simple tebeo de aventuras divertidas. Es un profundo ensayo sobre la cultura popular y sus mecanismos, es el reflejo de cómo las leyendas se fijan en el imaginario colectivo. Supo reflejar en sus personajes el debate entre credulidad y escepticismo, siempre desde una inteligente posición autoparódica, en la que sus personajes son muy conscientes de vivir en un mundo de ficción. Ya no sólo con el genial homenaje a la dimensión desconocida, sino con los propios diálogos (“¿quién me pondría el nombre de Topolino en la editorial?”).
Leído ahora, el mundo de Topolino, ese extenso prado sin fondos por el que deambulan los personajes, se me antoja una especie de metáfora de la imaginación colectiva, en la que aparecen los candidatos a leyendas, luchando contra la credulidad y el escepticismo por igual, buscando su sitio en el mundo ficticio.
Historias magistrales, geniales, para las que Figueras buscó la evidente “guía espiritual” de dos monstruos: Herriman y Sterret. Las conexiones entre la obra de Figueras y los mundos de Krazy Kat y Polly and her pals son tan evidentes como sutiles. Supo sintetizar a la perfección los recursos necesarios de estas dos obras maestras del tebeo para asumirlos en su propio estilo, consiguiendo que la obra que creó estuviese a la altura de ellas, codeándose sin rubor con ellas en el Olimpo del tebeo.
Una obra maestra sin par, extraordinaria, que lleva al lector a otros mundos con la facilidad con la que pasamos una página. Un (5) sin concesiones.
Y no me gustaría acabar sin elogiar hasta la exageración la exquisita edición de Astiberri. Cuidada, elegante, con un soberbio y extenso prólogo de Antoni Guiral (de obligatoria lectura). Una edición que hace justicia a la obra que contiene. ¡Chapeau!

Enlace: Ficha de la obra, con páginas de muestra.

Agenda: XIV Salón del Cómic de Santa Cruz de Tenerife

Mañana comienza el XIV Salón del Cómic de Santa Cruz de Tenerife, que se traslada a abril desde las clásicas fechas de Agosto. El salón se inaugura mañana, a las 20:30h, en el Centro de Arte La Recova.
Las actividades del salón se desarrollarán hasta el 26 de abril, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 21:00 e incluyen programas de animación a la lectura, talleres de iniciación al cómic para escolares, exposiciones, etc, contando con la presencia de autores canarios como Alberto Hernández, Eduardo González, Ángel Marrero y Javier Pulido, así como con autoes tan conocidos como Purita Campos, Pascual Ferry y Kenny Ruíz.

Nuevo número de TRUENO

Aparece el segundo número de TRUENO, la revista de la Asociación de Amigos del Capitán Trueno. En este número, artículos de Elías Bravo, Alberto Alvarez-Perea, Carlos Álvarez, de Ricardo Vigueras, Manuel Escudero , Luis Antonio Ródenas, Paco Nájera e Iñigo Iturzaeta, entrevistas a Alfons López y Julia Galán y las secciones de Datolandia, Pasatiempos y un portafolio de pin-ups con dibujos inéditos de Manuel Díaz, Venancio, José Revilla, Jesús Merino, Mel, Javier Mena y Paco Rodríguez. Distribuye DDT.

TRUENO #2. 52 páginas. Papel satinado y portadas plastificadas. Precio: 4 EUROS

Ya hemos brindado, ¡a currar!: lecturas primaverales

Tras los fastos, ya lo comente, hay que volver al trabajo con más ganas si cabe, así que ristra de lecturas:

Muchas, muchas ganas de leer la nueva obra de Alberto Vázquez. Tras el buen sabor de boca dejado por Freda y por las excelentes colaboraciones cortas de este autor en Fanzine Enfermo, estaba muy interesado en lo que podía hacer Alberto con el reto de una narración larga. Ese desafío ha llegado de la mano de Astiberri con Psiconautas, un libro de exquisita edición y diseño que cuenta la historia de la Birdboy y su amiga Dinky, dos niños que no encajan en la sociedad que los rodea. Usando siempre una caracterización antropomórfica de los personajes, Alberto desarrolla una triste historia de ilusiones imposibles, que explora la decepción y desilusión de la juventud ante una sociedad que no responde adecuadamente a sus demandas. Personalmente, la línea argumental y desarrollo de esta obra me ha recordado mucho al afortunado debú de Craig Thompson, “Adiós, Chunky Rice“, una obra con la que mantiene fuertes referentes temáticas y estilísticos, con la diferencia de la elegante y minimalista narrativa de Vázquez. Aunque puedan existir conexiones, en Psiconautas el dibujo se reduce dentro de la página a los elementos justos para provocar en el lector la respuesta deseada. Una compleja tarea, que podría haber caído con excesiva facilidad en una síntesis excesiva, que bordeara el ejercicio puro de ilustración o de diseño, pero que Vázquez maneja con solidez y precisión para conseguir una emotiva obra. (3)

Jerome Charyn, uno de los grandes exponentes de la nueva novela negra americana no es un desconocido par ala historieta. Ha mantenido una fructífera relación con autores franceses como Boucq, Loustal o el argentino José Muñoz, consiguiendo excelentes obras como La Mujer del mago, Boca de diablo o Panna María. Sin embargo, sus obras en cómic se acercan más su producción fuera del género, simbólica y compleja, echándose de menos una incursión en el policiaco o negro que tanto éxito le ha dado.
Curiosamente, lo ha hace evitando un relato propio y adaptando a unos de los grandes exponentes de la serie negra, Raymond Chandler. Con la ayuda de David Lloyd y Alfredo Alcalá en la parte gráfica, Charyn se centra en dos relatos del personaje más famoso de Chandler, el detective Philip Marlowe.
Sin ser ninguna obra maestra ni aportar nada nuevo, Los problemas son mi negocio (Norma) es un excelente ejemplo de un sólido tebeo de género, con historias potentes y bien adaptadas, gracias a una buena historia y dos dibujantes de oficio, que trabajan sin aspavientos pero con un claro conocimiento de su labor. (2+)

Hay veces que, determinadas lecturas de juventud de las que tenemos un grato recuerdo deberían permanecer sólo en la memoria. Volver a acercarse a ellas, con nostalgia, pero con el poso del tiempo pasado, es un peligroso ejercicio del que muchas veces sólo obtendremos una profunda decepción. Servidor, que recordaba con mucho agrado la lectura pre-adolescente de los tebeos de Vampirella que editaba Garbo, todavía mantenía la imagen de un tebeo interesante, de historias diferentes de vampiros, con una hermosísima Vampirella dibujada magistralmente por Pepe González.
Y la verdad es que la edición de Norma de Vampirella: Las crónicas Carmesí me había picado la curiosidad, más cuando apenas unos días antes había estado hablando con Luis Gasca, que contaba cómo había vivido la génesis del personaje en directo, junto a Jim Warren, Tom Sutton y Archie Goodwin.
Tremendo error, amigos y amigas, tremendo error.
La relectura de las aventuras de Vampirella, con casi treinta años más a las espaldas me ha abierto los ojos ante unos pobres y repetitivos guiones de Archie Goodwin, muy lejanos a las buenas historias cortas de terror y ciencia ficción que hizo para la Warren (aunque, quien sabe, a lo mejor también es mi memoria…). Verdad es que Pepe González tenía un estilo elegante, pero su narrativa era convencional, demasiado pendiente de la pose erótica (pero no mucho) de Vampirella, supongo que por exigencias del editor y por las propias querencias del dibujante, un extraordinario ilustrador del que es imposible no recordar sus geniales dibujos de actores de Hollywood, con las de Marilyn a la cabeza.
Así que, me temo, todos mis recuerdos eran las sensaciones que un chaval de hormonas revolucionadas obtenía de leer un tebeo con una sugerente protagonista.
Pero poco más. De interés puramente arqueológico (1).

Nominaciones a los Eisner

Ya se conocen las nominaciones a los Premios Eisner, los premios de la industria del cómic americana:

Mejor historia corta
“Blood Son,” de Richard Matheson, adaptada por Chris Ryall y Ashley Wood, in Doomed #1 (IDW); “Monster Slayers,” de Khang Le, en Flight, vol. 2 (Image); “Nameless,” de Eric Powell, en The Goon #14 (Dark Horse); “Operation” (story #5), de Zak Sally, en The Recidivist #3 (La Mano); “Teenage Sidekick,” de Paul Pope, en Solo #3 (DC)

Mejor número único
The Bakers, de Kyle Baker (Kyle Baker Publishing); Ex Machina #11: “Fortune Favors” de Brian K. Vaughan, Tony Harris, y Tom Feister (WildStorm/DC); The Innocents, de Gipi (Fantagraphics/Coconino Press); Promethea #32: “Wrap Party” de Alan Moore ay J. H. Williams III (ABC); Solo #5, de Darwyn Cooke (DC)

Mejor historia serializada
Desolation Jones #1-5: “Made in England,” de Warren Ellis y J. H. Williams III (WildStorm/DC); Fables #36-38, 40-41: “Return to the Homelands,” de Bill Willingham, Mark Buckingham, y Steve Leialoha (Vertigo/DC); Ex Machina #1214: “Fact v. Fiction,” de Brian K. Vaughan, Tony Harris, y Tom Feister (WildStorm/DC); Y: The Last Man #37-39: “Paper Dolls,” de Brian K. Vaughan, Pia Guerra, Goran Sudzuka, y Jose Marzan Jr. (Vertigo/DC);

Mejor serie continuada
Age of Bronze, de Eric Shanower (Image); Astonishing X-Men, de Joss Whedon y John Cassaday (Marvel); Ex Machina, de Brian K. Vaughan, Tony Harris, y Tom Feister (WildStorm/DC); Fell, de Warren Ellis y Ben Templesmith (Image); Rocketo, de Frank Espinosa (Speakeasy); True Story, Swear to God, de Tom Beland (Clibs Boy Comics)

Mejor serie limitada
Nat Turner, de Kyle Baker (Kyle Baker Publishing); Ocean, de Warren Ellis, Chris Sprouse, y Karl Story (WildStorm/DC); Seven Soldiers, de Grant Morrison y otros (DC); Smoke, de Alex de Campi y Igor Kordey (IDW);

Mejor nueva serie
All Star Superman, de Grant Morrison y Frank Quitely (DC); Desolation Jones, de Warren Ellis y J. H. Williams III (WildStorm/DC); Fell, de Warren Ellis y Ben Templesmith (Image); Rocketo, de Frank Espinosa (Speakeasy); Young Avengers, de Alan Heinberg, Jim Cheung, y John Dell (Marvel)

Mejor publicación para jóvenes
Amelia Rules! de Jimmy Gownley (Renaissance Press); The Clouds Above, de Jordan Crane (Fantagraphics); Franklin Richards, Son of a Genius, de Chris Eliopoulous and Mark Sumerak (Marvel); Owly: Flying Lessons, de Andy Runton (Top Shelf); Spiral-Bound, de Aaron Renier (Top Shelf)

Mejor antología
The Dark Horse Book of the Dead (Dark Horse Books); Flight, vol. 2(Image); Mome(Fantagraphics); Solo(DC); 24 Hour Comics Day Highlights 2005 (About Comics)

Mejor comic digital
Copper, by Kazu; Jellaby, by Kean Soo; ojingogo, by matt forsythe; PVP, by Scott Kurtz.

Mejor trabajo basado en la realidad
Embroideries, de Marjane Satrapi (Pantheon); Epileptic, de David B. (Pantheon); Nat Turner, de Kyle Baker (Kyle Baker Publishing); Pyongyang, de Guy Delisle (Drawn & Quarterly); True Story, Swear to God (Clibs Boy Comics), True Story, Swear to God: This One Goes to Eleven (AiT/Planet Lar), de Tom Beland

Mejor álbum
Acme Novelty Library #16, de Chris Ware (ACME Novelty); The Rabbis Cat, de Joann Sfar (Pantheon); Top Ten: The Forty-Niners, de Alan Moore and Gene Ha (ABC); Tricked, de Alex Robinson (Top Shelf); Wilmbledon Green, de Seth (Drawn & Quarterly)

Mejor álbum: reimpresión

Acme Novelty Library Annual Report to Shareholders, de Chris Ware (Pantheon); Black Hole, de Charles Burns (Pantheon); Feast of the Seven Fishes, de Robert Tinnell, Ed Piskor, y Alex Saviuk (Allegheny Image Factory); Ice Haven, de Dan Clowes (Pantheon); Wars End, de Joe Sacco (Drawn & Quarterly)

Mejor recopilación de tiras diarias
The Complete Calvin & Hobbes, de Bill Watterson (Andrews McMeel); The Complete Peanuts, 19551956, 19571958, de Charles Schulz (Fantagraphics); Krazy and Ignatz: The Komplete Kat Komics, de George Herriman (Fantagraphics); Little Nemo in Slumberland: So Many Splendid Sundays, de Winsor McCay (Sunday Press Books); Walt and Skeezix, de Frank King (Drawn & Quarterly)

Mejor recopilación de comic-books

Absolute Watchmen, de Alan Moore and Dave Gibbons (DC) ; Buddha, vols. 5-8, de Osamu Tezuka (Vertical); The Contract with God Trilogy, de Will Eisner (Norton); DC Comics Rarities Archives, vol. 1 (DC); Fantastic Four Omnibus, de Stan Lee and Jack Kirby (Marvel)

Mejor edición de material extranjero

Cromartie High School, de Eiji Nonaka (ADV); Dungeon: The Early Years, vol. 1, de Joann Sfar, Lewis Trondheim, y Christophe Blain (NBM); Ordinary Victories, de Manu Larcenet (NBM)
The Rabbis Cat, de Joann Sfar (Pantheon); Six Hundred Seventy-Six Apparitions of Killoffer, de Killoffer (Typocrat)

Mejor escritor
Warren Ellis, Alan Heinberg, Alan Moore, Grant Morrison, Brian K. Vaughan,

Mejor autor completo

Geof Darrow, Guy Delisle, Eric Shanower, Adrian Tomine, Chris Ware

Mejor autor de humor
Kyle Baker, Paige Braddock, Bryan Lee OMalley, Eric Powell, Seth

Mejor dibujante

John Cassaday, Gene Ha, J. G. Jones, Frank Quitely, J. H. Williams III

Mejor pintor/artista multimedia
Paul Guinan, Ladronn, Ben Templesmith, Kent Williams

Mejor portadista
Frank Espinosa, Tony Harris, James Jean, Jock, Eric Powell

Mejor colorista
Jeromy Cox, Steven Griffen, Steve Hamaker, Jose Villarrubia, Chris Ware

Mejor rotulación
Chris Eliopolis, Todd Klein, Richard Starkings,

Talento merecedor de más reconocimiento:
Dawn Brown (Ravenous, Little Red Hot); Aaron Renier (Spiral-Bound); Zak Sally (Recidivist); Ursula Vernon (Digger)

Mejor ervista sobre cómics

Comic Art, Comic Book Artist, The Comics Journal, Draw!, Following Cerebus

Mejor libro sobre cómics

The Comics Journal Library: Classic Comic Illustrators, Eisner/Miller, Foul Play: The Art and Artists of the Notorious 1950s EC Comics, Masters of American Comics, RGK: Art of Roy G. Krenkel

Mejor diseñoAcme Novelty Library Annual Report to Shareholders, diseñado por Chris Ware (Pantheon); Little Nemo in Slumberland, diseñado por Philippe Ghuilemetti (Sunday Press Books); Promethea #32, designed by J. H. Williams III and Todd Klein (ABC); Walt and Skeezix, diseñado por Chris Ware (Drawn & Quarterly); Wimbledon Green, diseñado por Seth (Drawn & Quarterly)

Hall of Fame
Matt Baker, Vaughn Bode, Wayne Boring, Reed Crandall, Creig Flessel, Ramona Fradon, Harold Gray, Graham Ingels, Robert Kanigher, Russ Manning, Mort Meskin, Marty Nodell, Gilbert Shelton, Jim Steranko

El Saló de Barcelona, en marcha

Por fin se conocen ya los detalles de la 24 edición del Saló Internacional del Cómic de Barcelona. Como ya se sabía, se repetirá en el Recinto num 2 de la Fira de Barcelona, aunque con utilizando ahora la entrada principal y no la de la calle Lleida, con el fin de favorecer que la entrada sea a nivel, no a través de las escaleras mecánicas. Además, este año la entrada se ha reducido a cinco euros (3 euros con Carnet Jove).
Pero a lo interesante: los invitados confirmados por parte de Ficomic son David Lloyd, Kyle Baker, Brian Azzarello, Jacques Loustal, Dave Gibbons, Jean Claude Mézières, René Petillon, Mike McKone, Bill Sienkiewicz , Jill Thompson y Patrick Cothias, a los que hay que agregar la larga lista de invitados de las editoriales. Con antelación se anunciarán los horarios de firmas de estos autores, que también firmarán ejemplares en diferentes cadenas como la FNAC durante los días anteriores al Saló, en colaboración con la distriuidora SD.
Como siempre, las exposiciones serán las grandes protagonistas. Este año se cuenta con las siguientes:
Raquel Alzate, El bosque ilustrado
– Miguelanxo Prado, Una ironía especulativa
– Luis Royo, Por el sendero de los sueños
– El Capitán Trueno, El viaje por la aventura

Guerra de Papel 1936-1939: Los cómics en la Guerra Civil española (comisariada por A. Martín)
La Jaula de la Memoria 1936-1939: Una reflexión sobre la Guerra Civil española (comisariada por A. Martín)
– Carlos Giménez, Crónica de una posguerra

Exposiciones a las que hay que añadir un buen puñado de mesas redondas como las dedicadas al fútbol (veremos si consiguen que Laporta esté en esa mesa…), la guerra civil (se quiere contar con nada más y nada menos que Paul Preston) o una dedicada a los weblogs (que sí, por allí estaré…).
Y, por supuesto, la XXIV edición de los premios del Saló, que contempla nueva categoría, la de mejor dibujo (¡ya era hora!) y que quedan en las siguientes: Gran Premio del Saló, Mejor Obra del 2005, Mejor Guión del 2005, Mejor Dibujo del 2005, Premio Josep Toutain al Autor Revelación 2005, Mejor Obra Extranjera publicada en España en el año 2005, Mejor Revista del 2005, Mejor Fanzine del 2005; a los que hay que añadir los de votación popular: Mejor Obra 2005, Mejor Guión 2005, Premio al Autor Revelación 2005, Mejor Obra Extranjera publicada en España 2005, Mejor Revista de o sobre Cómic 2005, Mejor Fanzine 2005.

Al igual que el año anterior, se dispondrá de una zona profesional, donde los autores podrán hacer contacto con editores.
Una línea continuista, pero que ya comienza a incorporar las nuevas ideas aportadas por el nuevo director, Carles Santamaría, como la de incluir un pabellón dedicado cada año a una comunidad autónoma. Este año, la comunidad invitada será la Comunidad de Madrid, en la que se expondrán obras de autores madrileños, se conocerán sus editoriales, etc.

A ver si hay suerte y el Saló consigue remontar sus dos grandes enemigos de este año: los exámenes y el comienzo del Mundial de Fútbol.

A ver si este año el Saló

Novedades de Glenat para Sant Jordi

(**)– VOODOO CHILD, de Bill Sienkiewicz y Martin Green.Colección El Álamo– 132 págs. Color. PVP: 25 EUROS

(*)– Nosotros, los catalanes, de Jan y F.Pérez Navarro. Col. Jan. 68 págs. Color PVP: 14 EUROS
– Nosaltres, els catalans, de Jan y F.Pérez Navarro. Col. Jan. 68 págs. Color PVP: 14 EUROS

– ESTHER Y EL MUNDO DE PURITA CAMPOS, de Purita Campos. Col. Purita Campos. 80 págs. B/N y Color. PVP: 17,95 EUROS

(**)– PROSOPOPUS, de Nicholas de Crécy. Col. Delicatessen. 102 págs. Color. PVP: 19,50 EUROS

– RED RIVER HOTEL 3, de Jean Luc Cornette y Michel ConstantCol. Viñetas Negras. 48 pags. Color. PVP: 12 EUROS
MOBY DICK 1, de Jean-Pierre Pecau y Pahek. Col. Moby Dick- 48 pags – Color – PVP: 13,50 EUROS

– Naruto 22, de Masashi Kishimoto. Col. Shonen. 192 págs.B/N. PVP 7,20EUROS.
– Negima 4, de Ken Akamatsu. Col. Shonen. 184 págs.B/N. PVP 7EUROS.
– Inu-Yasha 40, de Rumiko Takahashi. Col. Shonen. 192 págs.B/N. PVP 7,20EUROS.
– Inu-Yasha (en català) 9, de Rumiko Takahashi. Col. Manga en català– 192 págs.B/N. PVP 5EUROS
– Saint Seiya Episode G 7, de Masami Kurumada. Col. Shonen. 194 págs.B/N y color. PVP 8,50EUROS.
– Trigun Maximum 7, de Yasuhiro Nightow. Col. Shonen. 192 págs.B/N. PVP 7,20EUROS.
– Shaman King 9, de Hiroyuki Takei. Col. Shonen. 200 págs.B/N. PVP 7EUROS.
– Capitán Tsubasa 25, de Yoichi Takahashi. Col. Shonen. 192 págs.B/N. PVP 7,20EUROS.
– Samurai Deeper Kyo 25, de Kamijy Akimine. Col. Shonen. 192 págs.B/N. PVP 7,20EUROS.

Juan Ramón Biedma se pasa a los tebeos

Juan Ramón Biedma, autor de la vendidísima novela El manuscrito de Dios (Ediciones B, 2005) se pasa a los tebeos. En este momento está trabajando en la posible continuación de su exitosa obra en formato novela gráfica, que se denominará Riven y comenzará con La ciudad observatorio. El proyecto, del que todavía se desconoce el dibujante y formato final, estaría engoblado dentro de una ambiciosa colección de Novelas Gráficas que quiere poner en marcha Ediciones B.
Una iniciativa excelente, ya que el tirón de la novela de Biedma puede atraer a muchísimos lectores a su continuación en historieta.
Y no será este su único proyecto dentro de la historieta, ya que Biedma está preparando otra obra, Anfiteatro Anatómico, para la colección que dirige Jorge Iván Argiz.