Lecturas Saloneras (XVII). Cañari

Un excelente dibujante, Carlos Meglia y un guionista de oficio, eficaz y que conoce bien el mercado francés, Crissé. Una mezcla que garantiza que Cañari (Rossell) un tebeo entretenido, sin más ambiciones que hacer pasar un buen rato al lector durante su lectura y provocarle la suficiente intriga como para esperar la siguiente entrega de la serie. Y sin muchas sorpresas la garantía se convierte en realidad, llevándonos a un pasado donde la mitología tomaba forma real y unos niños liderados por su hermana deben buscar a su hermano perdido en un mundo mágico controlado por ancestrales dioses. Mitología india centroamericana, tan del gusto del lector francés, aventuras, persecuciones, peleas… todo perfectamente medido para que cada página tenga los ingredientes adecuados para que en ningún momento el lector aparte sus ojos de la acción.
El tebeo de fantasía arrasa más allá de los pirineos, con una ingente producción mensual, y eso conlleva a que los autores conocen a la perfección sus mecanismos, recursos y trucos. No hay sorpresa, no hay una brillantez especial, pero no se puede negar su eficacia a la hora de conseguir sus objetivos.
Eso sí, a destacar la espectacularidad y calidad de la labor gráfica de Meglia, un estupendo dibujante que, en este caso, se ve ensombrecida por un tratamiento del color que hace que en muchas ocasiones el dibujo sea confuso por la inadecuada elección de paleta.
A destacar la cuidadísima edición de Rossell, de las mejores que se pueden ver hoy en día en el mercado español. (1+)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation