Novedades Septiembre de La Cúpula

(**)- Ed, el payaso feliz, de Chester Brown PVP: 11.95 EUROS

(**)- Panorama del infierno, Hideshi Hino. PVP: 8.95 EUROS

(**)- ¡Pussey!, de Daniel Clowes PVP: 7.95 EUROS

(**)- Robert Crumb, Obras Completas #8, de Robert Crumb PVP: 7.95 EUROS
Model #7, de Lee So-Young, PVP: 8.95 EUROS
Ragnark #3, de Myung Jin-Lee PVP: 8.95 EUROS

IMpresionantes las novedades de La Cúpula. Atentos a la obra de Brown, todo un clásico de la independencia USA y a las entregas de Hino y Clowes.

Lecturas. Una tierra lejana

Casi dos décadas después de su publicación, Aleta publica en España uno de los grandes olvidados del tebeo independiente USA de los 80, Una tierra lejana, de Colleen Doran. Una obra curiosa y diferente, que muestra a su autora como una especie de esponja que absorbe todo tipo de influencias y referentes, tanto gráficas como literarias. Según cuenta la autora, Una tierra lejana fue concebida durante su infancia, un dato que se traduce en un punto de partida ingenuo e infantil, propio del cuento de hadas más clásico, pero que pronto comienza a crecer tomando referentes de la ciencia-ficción, de la fantasía, los superhéroes e incluso de los ciclos artúricos, en un cóctel que podría haber caído fácilmente en el mejunje indigerible, pero que, inesperadamente, se convierte en manos de Doran en un relato ameno, divertido e intrigante, que lleva al lector de la mano por los derroteros de un universo propio pero pleno de pliegues que nos recuerdan vagamente otras obras y autores. Razas extraterrestres, destinos universales, equipos de gente dispar que se unen con un fin noble… unidos un relato que va convenciendo por su aparente inocente ingenuidad.
Un tebeo de lo más entretenido que es acompañado por su excelente labor gráfica. Alumna de pintura de Steve Rude, Colleen Doran destaca inicialmente por su excelente base académica, que es un trampolín perfecto para comenzar una labor de búsqueda de estilo propio a través de la incorporación de influencias que van desde las evidentes que provienen de la historieta, como Craig Russell, Barry Windsor Smith, Moebius o Gil Kane a la de ilustradores como Eric Clark, Aubrey Beardsley o la obligatoria en los 80 de Patrick Nagel. Un extenso catálogo de referentes que se complementa con la de la marcada narrativa épica de Gil Kane, presente en todo momento, unida a la elegante concepción compositiva de Craig Russell, otro brillante alumno del primero.
Pese a mi alergia natural al género de fantasía, debo reconocer que he disfrutado muchísimo la lectura de Una tierra lejana, quizás por esa combinación compulsiva de géneros con regusto nostálgico a los ochenta, pero también por el indudable atractivo de una historia entretenidísima. (2+)
Enlaces:
Algunas páginas en castellano en la web de Aleta
Un avance, en inglés, en la web de Image