¿Tebeos para niños? Calla, calla…

Genial el remarque que hace Culpable y Perdedor de cuatro opiniones que aparecen en El País Infantil, el exiguo suplemento dedicado a los niños de este periódico. Cuatro cartas de lectores que piden específicamente que se publiquen más tebeos. Suponiendo que los redactores de las cartas son en verdad niños y no adultos tebeófilos reclamando su ración (que, puestos a buscar teorías conspiratorias, no esta mal), la cosa me recuerda muchísimo a una conversación que tuve hace un par de años con un editor y que, creo recordar, ya he comentado por aquí. Me decía este hombre que era inútil hacer tebeos para niños, ya que el mercado estaba perdido ante el interés de éstos por otros medios, como los videojuegos y la televisión, remarcando además que la cosa era más sangrante porque era imposible atraer a las niñas a la lectura de tebeos.
Mi respuesta vino un tiempo después, acompañada de las cifras oficiales de ventas de la revista Witch de Disney: 140.000 ejemplares de una revista infantil que compran, preferentemente niñas. Si a eso le añadimos la buena salud de Dibus y del resto de revistas dedicadas al público infantil que han aparecido (fundamentalmente de Panini, que ha sabido explotar el filón a la perfección con Bratz, Winx, Megahiro, Yukiko, etc) lo único que puedo hacer es recordar lo que en su día le dije: no es que los niños no compren tebeos, es que no sabéis hacer tebeos para niños.
Y los comentarios que se recuadran en Culpable y Perdedor me ratifican todavía más en esta idea. Los niños no se alejan del tebeo, sencillamente es que no hay tebeos que los atraigan. El éxito de las Witch y del manga demuestra a las claras que los niños leen tebeos, y muchos, pero hay que darles productos atractivos y sugerentes para ellos.
Una cuestión que debería hacer pensar a muchos editores y plantearse seriamente la política editorial. Porque, recordemos, si no hay lectores infantiles, difícilmente habrá lectores adultos. Y señores políticos, que va también para ustedes, porque cuando hablo esos futuros lectores adultos, hablo de todo tipo de lecturas, tebeos, libros o lo que sea. Aunque quizás es más interesante que no lean, ya se sabe…

Ilustración: Portada de uno de los números de Little-Lit, la excepcional antología dirigida por Spiegelman, que recomiendo fervorosamente (aprovechando lo del Pisuerga y Valladolid).