Al César lo que es del César (o a Bang lo que es de Bang)

Me quejaba yo en la edición de la primera parte de Rompenieves, la más que interesante obra de Lob y Rochette de la calidad de reproducción de la obra, en particular del moiré constante en las tramas y una rotulación mecánica que no se correspondía con la original. Acabo de ver la edición de la segunda entrega (que recopila el segundo y tercer álbum de la serie) y la verdad es que no puedo menos que felicitar a Bang: edición impecable, con una reproducción de una excelente calidad y una rotulación mucho más apropiada, siguiendo la tónica habitual de esta editorial y demostrando que aquello fue un fallo sin consecuencias.
Vamos, que hay editoriales que se preocupan de sacar bien sus tebeos y cuando tienen un fallo de estos se lo toman como algo personal que no debe volver a suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation