En defensa de las Usenet News

Hay que ver, ¡cómo pasa el tiempo! Hace ahora unos quince años, servidor comenzaba a meterse por los procelosos mares de la internet gracias a Usenet News, un maravilloso servicio de foros que, mucho antes de la aparición del Gopher o de la famosa WWW (¡ay! cuando todavía usábamos el NCSA Mosaic) fue el punto de encuentro para muchos aficionados al cómic. A través del grupo rec.arts.comics, pude contactar con aficionados americanos, franceses, italianos, con los que compartía vicio e incluso nos envíabamos mutuamente tebeos. La cosa se profesionalizó y recuerdo que todas las noticias que dábamos en EMM y El Maquinista venían de este medio, adelantándonos en meses a todos los que usaban el método habitual de información, el catálogo de Capital y The Comics Journal. Mucho ha llovido desde entonces: aparecieron los gopher (que todavía debe existir por ahí una copia del que yo creé dedicado a los tebeos), las webs y ya lo demás es historia. Hoy, Usenet News debe competir con una oferta amplísima, pero sigue manteniendo ese espíritu de lugar de debate y de comunidad que la fundó, resistiendo contra viento y marea a sistemas mucho más atractivos.
Precisamente ahora, en es.rec.comics, el grupo en castellano dedicado a tebeos, se está comentando la falta de gente que entra en las news y la posibilidad de crear webs o blogs del grupo. Es verdad que los grupos se han quedado reducidos a pequeñas comunidades, pero creo que es más por la falta de conocimiento sobre cómo acceder a estos interesantes y útiles foros de debate. Hoy en día se puede hacer desde el propio software de correo (como Outlook o Thunderbird) o incluso desde la web, aprovechando el servicio de Google Groups, así que no os perdáis la posibilidad de un garbeo por las news. Volveréis a la internet original, la de sólo texto, donde lo importante era el intercambio de ideas y no los videos, imágenes y diseño.

Casterman la vuelve a líar

Los señores de la editorial francesa Casterman parecen obstinados en generar polémica con sus ediciones remontadas. La cosa va por nacionalidades: si primero fueron los ríos de tinta que generaron la edición de Corto Maltés y el remontaje de la genial Julius Knipl de Ben Katchor, ahora le toca el turno a uno de los clásicos absolutos del tebeo italiano, Magnus, que ve como la nueva edición de El Especialista es un seguido de pifias y destroces sólo comparable a los mejores momentos de Vértice en España. A partir de las muestras de edición que se han publicado en Cornelius, se puede ver claramente que no estamos hablando de un simple remontaje, sino de redibujado, recomposición e incluso pérdida de viñetas. Un desastre calificado, muy justamente, de herejía.

El original

La edición de Casterman

Pasaros por Cornelius para ver el resto de burradas…