2-0-0-8

En el supuesto de supervivencia de los excesos que esta noche cometerán ustedes y ustedas, para el siguiente año me van a hacer los siguientes propósitos, a saber:
– Leer (muchos más) tebeos, que es sano para la salud mental y favorece la regeneración neuronal.
– Ganar la lotería primitiva (o la euromillones, no hay que ser euroescépticos en estas cosas) y acordarse de un servidor con suculentas propinas, que acabo de ver al Sr. Euribor con cara de muy mala leche.
– Ser felices y comer lo que les dé la gana, que las pobres perdices no tienen culpa alguna de las alegrías ajenas.
Ojito con no cumplir estos deberes. El año que viene paso revista, aviso.

Paz y tebeos, amigos y amigas. :)