Las cifras

No, no hablaremos aquí de las cifras de ventas de tebeos en españa (aunque algún día se deberían/deberán tratar si queremos que la industria se haga mayor de edad). En este caso toca hablar de las cifras de audiencia de las webs y blogs dedicados a los tebeos. En un riguroso y exhaustivo estudio, José Antonio Serrano analiza las visitas que tienen 25 webs españolas dedicadas al cómic, permitiendo analizar el verdadero impacto que puede tener internet en el mundo del tebeo español.
Los números son, en principio, los esperables. La web suele ser muy transparente y la mayoría de páginas tienen sistemas de estádisticas públicos (quizás quedaría como dato para futuras revisiones de este estudio el contemplar normalizaciones que permitan comparar configuraciones de presentación o conteo).
El problema viene al intentar analizar el impacto real de estos números, ya que, en principio, es de suponer que entre muchas de estas webs existe un importantisimo grupos de usuarios comunes, que hace difícil hablar de “audiencias” globales. A lo que hay que añadir un aspecto decisivo: el perfil del visitante. Yo personalmente soy de los que piensa que el impacto de los blogs en los lectores de tebeos es más informativo que generador de opinión. Creo que, por ejemplo, mis reseñas pueden suponer un factor más, pero nunca el decisivo para el lector de La Cárcel (y, creo no equivocarme, pasa lo mismo en otras webs), que suele tener ya un criterio bien definido. Punto aparte es la información, ya que a través de ésta y otras webs, muchos lectores se enteran de la aparición de tebeos que pueden ser de interés y que, en muchas ocasiones, ni siquiera llegan a su librería especializada. En ese sentido, tebeos que habrían pasado desapercibidos ganan visibilidad (y ventas) gracias a aparecer en los blogs más conocidos.
Un estudio necesario. Ojalá aprendan otros…

PD: Mis excusas a J.A. Serrano por no poder dar datos actualizados de visitas de enero de esta web. Murphy atacó con todas sus fuerzas y José Antonio eligió el mes en que se conjugaban el cierre del DDT, el cambio de servidor… un desastre. Sorry again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation