Shou Tajima, en el Expomanga de Madrid

La Expomanga de Madrid, que se celebra este fin de semana, tiene una importante sorpresa: la presencia como autor invitado de Shou Tajima, dibujante de MPD Psycho o Madara.

SHOU TAJIMA: EL MANGAKA DE LAS MÚLTIPLES FACETAS
El dibujante de MPD Psycho, Shou Tajima, cuenta ya con una variopinta carrera en su Japón natal, al haber realizado manga de otros géneros bastante opuestos al thriller psicológico que vais a leer o habéis leído. Nacido en 1966 en la prefectura de Satiana, Tajima debuta en 1987 con The School of the Living Dead, aparecido en la revista Medium. Al año siguiente, en colaboración con el mismo guionista de MPD Psycho, Eiji Ôtsuka, salta a la fama con Madara, serie de Fantasía Heroica aparecida en la revista Marukatsu Famikon, también de Kadokawa.
El héroe titular de Madara es hijo del tiránico emperador Miroku, el cual, según una profecía, será destronado por su propio vástago, que además abrirá las puertas que conectan el mundo real de los humanos con el reino fantástico de Agalta. Miroku ordena que se le corten las extremidades a su hijo, para así impedir que la profecía se cumpla. El cuerpo del bebé es arrojado al río, pero es rescatado por un herrero, Tatara, quien lo adopta y lo bautiza como Madara. Dotado de miembros artificiales, Madara crece y se convierte en un intrépido guerrero que inicia un largo viaje con objeto de encontrar las partes de cuerpo que le fueron arrebatadas y de derrocar a Moriku; un argumento que presenta bastantes similitudes con Dororo, un clásico del jidaimono o manga histórico, creado en 1967 por el maestro Tezuka, cuyo protagonista también debe ir en busca de 48 partes de su cuerpo que le fueron amputadas siendo un bebé.
Los 12 volúmenes de que se compone la saga de Madara –dividida a su vez en varios arcos argumentales-, han sido reeditados varias veces, y en 1991 fue llevado al anime en forma de OVA. Aunque inédito, por el momento, en castellano, Madara ha sido publicado recientemente en Estados Unidos por la veteranísima DC, con cuya edición ha inaugurado su nueva línea de manga CMX. Por cierto, ha sido uno de los escasos manga publicado directamente en Japón con el orden de lectura “a la occidental”, ya que sus autores deseaban experimentar con esta presentación narrativa.
Tajima ha demostrado asimismo su destreza en la comedia romántica con Brothers, aparecido en 1991 en Comic Comp, otra publicación de Kadokawa, hoy desaparecida y considerada como el antecesor de Shônen Ace. Brothers está protagonizado por tres hermanos gemelos: dos varones, Shunpei y Kyoukei, y una chica, Anko; aunque todos poseen el mismo padre, los chicos nacieron de distinta madre que Anko, la cual falleció durante su parto. Al alcanzar los tres la adolescencia, surge una rivalidad entre Shunpei y Kyoukei, ya que ambos están enamorados de Anko, con lo que tiene lugar un muy peculiar triángulo amoroso. Dato curioso: el instituto donde estudian se llama Kadokawa High.
A la faceta de mangaka de Tajima, hay que añadir la de ilustrador, habiendo hecho gala de un excelente dominio del color en los diversos libros de arte que ha lanzado –como igualmente podremos ver en las páginas en color del presente manga-, además de haber diseñado personajes para diversos videojuegos y para las secuencias de anime de la película Kill Bill de Quentin Tarantino.
El guionista Ôtsuka, por su parte, ha hecho además de novelista y de crítico y teórico del manga y otros temas de la cultura otaku, habiendo publicado sobre los mismos numerosos artículos y varios libros en Japón. En los años 80 fue además redactor de la revista de manga para mujeres adultas Manga Burikko.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation