Dia H

Tal día como ayer, hace la friolera de 51 años, Juan Salvo se materializaba misteriosamente en las páginas de la revista Hora Cero. El Eternauta, la creación de H.G.Oesterheld y Francisco Solano López comenzaba su camino y, posiblemente, una nueva forma de entender la historieta, más adulta y comprometida.
Una fecha que en Argentina se aprovecha para conmemorar el Día de la Historieta y que pretende unir alrededor de este día a los aficionados a este arte y, de paso, atraer a aquellos que no lo conozcan.
Cierto es que esto de las celebraciones del “día de …” puede fastidiar a más de uno, que lo vea más como una especie de etiqueta sin sentido, pero hay que rendirse a la evidencia: tienen impacto mediático y resultan atractivas para el gran público. Quizás por estos lares deberíamos dejarnos de tantos remilgos y pensar en dedicar algún día a nuestra historieta, ya sea con santo o sin él, al estilo quizás de la Fête de la BD que se celebra en Francia (organizada por las editoriales, que actúan en comandita y cooperando, no como aquí). Que sí, que lo de leer tebeos es siempre una celebración para el aficionado, pero no estaría de más que algún día lo celebrásemos todos en conjunto. Además, dejémonos de academicismos: es verdad que podría ser el día que apareció el TBO o el Patufet, pero si lo que queremos es acercar a todo el público, ¿por qué no el el día que apareció el Capitán Trueno, Mortadelo y Filemón o Esther?
De momento, y aunque sea con atraso, ¡feliz Día de la Historieta a nuestros amigos argentinos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation