Novedad de Doedytores

Atención porque la argentina Doedytores está distribuyendo en España la segunda parte de El Eternauta, la magistral obra de Oesterheld y Solano López. Escrita desde la clandestinidad, con Oesterheld ya integrado en el movimiento montonero tras el secuestro y asesinato de sus hijas, esta continuación adquiere segundas lecturas demoledoras sobre la situación argentina tras el golpe de estado militar de Videla, Agostí y Masserí. De lectura obligatoria.
(**)- El Eternauta II, de H.G.Oesterheld y Solano López. 208 págs, Rústica. BN. PVP:14€


(**)- El Eternauta II, de H.G.Oesterheld y Solano López. 208 págs, Rústica. BN. PVP:14€

La ciudad, desvastada. Los pocos sobrevivientes, aislados y sometidos. La invasión alienígena de los Ellos había triunfado.
¿Había triunfado?
Viajando en el tiempo desde 1959 hasta el futuro post-apocalíptico de Buenos Aires, El Eternauta y Germán volverán a ponerse al frente de la Resistencia Armada, dispuestos a ofrendar sus vidas si es necesario.
Pero los tiempos, dentro y fuera de las viñetas, han cambiado desproporcionadamente. El golpe de estado del 24 de marzo de 1976 inauguró la noche más larga y oscura de la Argentina contemporánea. Y El Eternauta II se convirtió en metáfora cruda y violenta, homenaje sentido a la sangre derramada de miles de militantes montoneros y de otras agrupaciones de izquierda, torturados, asesinados y desaparecidos por la Triple A primero y por la Junta Militar después.
Prolongación directa de El Eternauta 50 años. 1957-2007, esta segundo libro hecha luz sobre un periodo que dejó muchas heridas abiertas y un reclamo de justicia que no cesa. Serializado entre 1976 y 1978, El Eternauta II marcó a fuego la historia de la historieta argentina y la historia personal de sus autores, Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López. Oesterheld, comprometido militante de Montoneros, la escribió en la clandestinidad, luego del secuestro y asesinato de sus hijas, el apropiamiento de dos de sus nietos; y antes de su propio secuestro por parte de los grupos de tareas de la dictadura, seguido por torturas, el asesinato y la desaparición de sus restos mortales. Solano López, por su parte, debió exiliarse en España para salvar la vida de su hijo y terminó allí su trabajo.

El Eternauta. Odio Cósmico, de Pablo Muñoz y W. Taborda. Rústica. Bn. 96 págs. PVP:12€
La historia comienza con Katz, un psicólogo que comienza a trabajar en el Hospital Borda, un psiquiátrico de Buenos Aires. Uno de los pacientes, aparentemente un autista, atrae su interés. Hace que le corten el pelo y la barba, y descubre en él una gran semejanza con Juan Salvo, el personaje de la historieta. Éste admite ser El Eternauta (aparentemente llegó a un universo en el cual su historia es parte de una historieta), y asegura que los “Ellos” están llegando, pero Katz duda de si es cierto o si se trata simplemente de los delirios de un loco. Acude entonces a Francisco Solano López, cuya descripción de la creación del personaje parecería concordar, pero el psicólogo confirma la veracidad de la historia al ver a Juan Salvo apareciendo de pronto en su celda, que hasta antes estaba vacía. Katz comienza entonces a intentar reclutar más gente: comienza a mandar cadenas de e-mails revelando lo que ocurre, acude a Fantabaires a plantear la situación, etc. Pero sólo logra convencer a un chico de doce años. Luego aparece la nave de los Ellos, a la vista de todo el mundo, y aparentemente sin realizar acción alguna al principio. Katz y Juan Salvo se preparan para la nevada, así como el chico, aunque lo toma como un juego. La nevada comienza a caer fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation