Clásicos del Humor: un paso atrás

goteraPoco a poco, parece que la periodicidad de la colección de RBA de Clásicos del Humor se va normalizando (debería ser semanal), apareciendo esta semana ya la tercera de las entregas, dedicada a Pepe Gotera y Otilio para mantener el tirón inicial de Ibáñez. Un volumen en el que la calidad de reproducción da varios pasos atrás, con irregularidades que van desde lo inaceptable (desenfoques, líneas rotas) a lo simplemente correctito, aunque con prevalencia, por desgracia, de las primeras.
En la selección se ha optado por comenzar por las historietas de Tio Vivo 322, evitando las planchas dobles iniciales (que tenían la particularidad de ser planchas horizontales de tamaño doble, no una dobles páginas como serían inicialmente) por las dificultades obvias de reproducción en tomo, pero dejándonos sin los orígenes y primeras aventuras de los personajes. Una lástima, porque excepción hecha del interés arqueológico, poco más podemos encontrar en una serie que, a mi entender, es el ejemplo perfecto de la industrialización salvaje de la producción de Bruguera a finales de los 60 y en los 70: historias de esquema fijo, con gags repetidos hasta la extenuación y que resultan, al final, prescindibles (ni siquiera la selección de Guiral, que busca los mejores momentos de la serie, consigue evitar caer en esta sensación). Eso sí: es indudable que Ibáñez volvió a acertar con el diseño de sus personajes, que pronto se convertirían en símbolos de las incoherencias de una España desarrollista, que quería entrar en la modernidad pero todavía vivía en la cultura y tradición de la chapuza.
Un volumen olvidable.

Enlaces:
Artículo en 13 Rue Bruguera sobre Pepe Gotera y Otilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation