Clásicos del Humor: Superlópez

superlopezMenuda selección de contenidos que tiene el volumen dedicado a Superlópez en la colección Clásicos del Humor de RBA: nada más y nada menos que los dos volúmenes del Supergrupo y El Señor de los Chupetes. Aunque uno hubiera apostado antes por la corrosiva Los cabecicubos, es difícil discutir la genialidad de las tres obras largas del personaje elegidas por Guiral, que son acompañadas por cuatro páginas de las primeras aventuras del personaje. Sin duda, la mejor muestra posible de la calidad de Jan y de los extraordinarios momentos que vivió la serie gracias a la feliz incorporación de Francisco Pérez Navarro a los guiones.
La calidad de reproducción es la acostumbrada en los últimos volúmenes, de nuevo encontramos páginas que muestran un ligero desenfoque junto a otros con una calidad más que correcta (me atrevería a decir que, por primera vez en páginas en color en este coleccionable, muy buena, muy superior a la de los primeros números del collecionable). El problema es que, al igual que pasaba con el primer volumen de Mortadelo, Superlópez es uno de los pocos personajes de Bruguera del que se siguen reeditando volúmenes en tapa dura con muchísima mayor calidad de reproducción, por lo que es relativamente fácil encontrar los tres incluidos en este tomo.
Así que toca poner en la balanza: tres tomos por un precio ridículo con una calidad correctita sin aspavientos o tres volúmenes con mucha mejor calidad de reproducción pero un precio que lo triplica. Servidor, teniendo en cuenta que la creación de Jan es una de sus series preferidas y le tiene especial apego a estos tres álbumes, se decantaría por lo segundo, pero reconozco que es fetichismo de coleccionista y no está el horno para bollos.
(Y, la semana que viene, Zipi y Zape… ¡¡¡y la otra las Hermanas Gilda!!!!, comiéndome las uñas espero, oigan)
¿Os acordáis de esta animación de Enrique Gato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation