Firmas de los autores de Mamut

Mañana jueves 23, de 12 a 14 h., en la Librería ABRIL (Travessera de Gràcia 270, metro Joanic) los dibujantes Dani Cruz (autor de PUCK) y Maxi Luchini firmarán ejemplares de sus libros, junto a la escritora Geo Rôo (autores de ¿Qué crees tú que puedes hacer en mi circo?). A partir de las 17 h. en adelante, firmarán Dani y a Geo.
A partir de las 16 h, Maxi Luchini, estará firmando ejemplares en el 2da Trobada d’ilustradors en Pla de Salmerón (hacia el final de Paseo de Gràcia unión con Gran de Gràcia).

En el Día del Libro..¡Regala tebeos!

libro31

Algunos dirán que es un simple recurso de marketing, pero no se me ocurre tradición más bonita que la de unir enamoramiento y cultura con ese regalo de libro y rosa al amado o amada el día de Sant Jordi. Que sí, que detrás de todo esto hay una engrasada industria librera y floristera, pero qué verdad es que transformar las armas de Sant Jordi en libros y rosas para vencer la timidez y celebrar el amor es una metáfora preciosa. O que yo estoy muy cursi, que todo puede ser, pero como a uno le encanta ver a hombres y mujeres regalando libros y rosas a amados y amadas (sin orden respectivo, que cada cuál elija el que más le apetezca… ¡o incluso que lo tome en plural!), hagamos una lista de recomendaciones para este día de celebración cultural que se nos avecina. Me restrinjo, eso sí, a las novedades aparecidas durante estos días, que ya sólo con eso tenemos para todos los gustos.
Si ustedes son de los que prefieren lecturas reflexivas y reposadas, la recomendación clara es Ombligo sin fondo, de Dash Shaw (Apa Apa Cómics), una obra que ya he comentado por aquí y que analiza con frialdad de taxidermista las relaciones familiares y sociales. Libro que proporciona una larga lectura y una más prolongada reflexión posterior, si cabe. En la misma línea de obra introspectiva, no se pierdan ustedes Burbujas (Norma Editorial), sorprendente cambio de registro de Daniel Torres que abandona las aventuras galácticas de Roco Vargas para embarcarse en un extenso monólogo sobre esa indeterminada crisis de identidad a la que parecemos abocados en algún momento de nuestra vida. ¡Y cómo vuelve! Pese al cambio de escenario, Torres demuestra que la lucidez y la maestría son independientes de los géneros, firmando una obra espléndida. Sin dejar la línea más personal e intimista, ya saben ustedes mi querencia por el tema, no se olviden de la reedición en volumen único de La ascensión del gran mal, rebautizada para la ocasión como Epiléptico (sins entido). David B firma la que posiblemente sea una de las primeras obras maestras del tebeo europeo del siglo XXI. Ahí es nada.

diadellibro1

Pero ojo, que el producto nacional no se queda atrás: no sólo es que Carlos Giménez finalice su tetralogía 36-39 (Glénat) con una entrega que hiela la sangre del lector, es que hay que añadir que Paco Roca, flamante ganador del Premio Nacional, demuestra que entre bolo y bolo se ha podido sacar de la manga un álbum que retoma esa línea de universo particular surrealista que tenía hasta su premiada Arrugas. Las calles de arena (Astiberri) es un paso adelante en el desarrollo de esa plasmación borgesiana en el que demuestra que Paco sube peldaños sin prisas pero con seguridad, retomando ese juego simbólico que tanto le gusta y que tan bien le sale. Además, Andrés G. Leiva, largo tiempo añorado, vuelve por fin con Evelyn (sins entido), una obra que esperemos sea tan contundente como su Juana de Arco. Igual de esperanzado me encuentro ante Mistigri (Edicions de Ponent), de Nacho Casanova, autor de imparable carrera ascendente que se une a Stygryt para contar una historia de fantasía íntima. Y, por último en este “team dream” patrio, atentos también a José Fonollosa con El viaje de Darwin (Planeta DeAgostini), que se embarca junto a su protagonista en la aventura histórica para demostrarnos que su evolución sigue firme y sólida y al santanderino Pejac, que entra pisando fuerte con Vuelo Rasante (Viaje a Bizancio ediciones).

diadellibro2

Hablando de aventuras, para los que gusten del género, no se dejen esa obra maestra que es Los pasajeros del viento, de François Bourgeon (12bis), que pese a su traducción escueta, su lectura sigue siendo uno de esos grandes placeres que los tebeos proporcionan. Isa será el mejor guía para entrar en una aventura de corte histórico comprometida y vibrante, en el que los viajes de barcos negreros son el escenario de un discurso de libertad. También aventuras corre la Tigresa Blanca (dibbuks), de la que nos llega su segunda entrega con Conrad y Wilbur al timón para demostrar que esa aventura francobelga de siempre, la de Tintin, Spirou y tantos iconos de la BD sigue viva y con buena salud, sin más que una pequeña adaptación a los tiempos actuales. Y sin necesidad de adaptarse, el primer volumen de Zot!, de Scott McCloud (Astiberri) nos prueba que la frescura a veces es eterna, con esa mezcla de juvenil desvergüenza de superhéroes y manga que, casi veinte años después, sigue vigente.

diadellibro3

Si lo que gusta es el género bélico, no se pueden olvidar ustedes de la edición de Diario de Guerra de Hugo Pratt (Panini), inesperada recuperación de un clásico del género por uno de los autores más carismáticos de la historia del tebeo. Pero si se decantan más por el género negro, no hay problema: ahí están Jacques Tardi y Leo Malet con su excepcional Calle de la estación 120 (Norma Editorial), posiblemente la mejor de sus colaboraciones (que ya es decir), John Jay Muth yendo contracorriente y llevando a viñetas todo un monumento del noveno arte,  M de Fritz Lang (Rossell Còmics). Brubaker y Philips, por su parte, siguen sentando cátedra de cómo debe ser el género en el siglo XXI con la tercera entrega de Criminal (Panini).

diadellibro4

Dejo para el final tres recomendaciones: una para aficionados a las obras inclasificables, Mi pequeño, de Olivier Schrauwen, del que ya hablé por aquí y me sigue fascinando (e inquietando) a cada relectura. Para los que gusten de una aventura que empieza en lo infantil y termina en un reflexión sobre la realidad percibida, Koma, de Wazem y Peeters (dibbuks), que con su sexto volumen confirma que es una obra a leer de un tirón. Y para los que quieran un tebeo infantil delicioso y maravilloso, Ot, el bruixot, de Picanyol, todo un clásico del Cavall Fort que Norma recopila para conmemorar su 40 aniversario. Una serie divertida, inteligente y que pueden disfrutar niños de 9 a 99 años sin demasiados problemas: la edición es en catalán, pero la serie es muda y su humor e inteligencia universal, no se la pierdan.

diadellibro5

Y ojo, que todo esto ha sido sin salir de las novedades del mes (y me dejo muchas en el tintero), que las posibilidades y  combinaciones son infinitas. No tiene más que darse un garbeo por la blogosfera comiquera para conocer decenas y decenas de recomendaciones.