Gilda & Gilda

gildaAños y años reclamando una edición en condiciones de los clásicos de Bruguera y, de repente, las puertas del Paraíso Terrenal(c) se abrieron para descubrir que estaba en el quiosco de la esquina. Los aficionados hemos pasado del placer a la decepción, del orgasmo a la furia pero, en el fondo, todos coincidimos en que la colección que ha lanzado RBA es una de las grande noticias del año. Con todos sus inconvenientes (defectos de reproducción, etc), estos volúmenes están siendo la respuesta a una reivindicación necesaria de nuestros clásicos. Todavía alborozados por el excelente volumen del coleccionable dedicado a Las Hermanas Gilda de Vázquez, nuestros corazones estaban a punto de recibir un nuevo sobresalto: Ediciones B anunciaba un volumen recopilatorio dedicado a las Hermanas Gilda para conmemorar el 60 aniversario de su creación.
Descorche de champán, saltos de alegría, exclamaciones fervorosas de felicidad…y una pregunta: ¿pero no acaba de editarse uno?
Una pregunta cuya respuesta es mejor no buscar, porque viendo el volumen que acaba de salir, las respuestas dan lugar a otras preguntas y a suposiciones que dan lugar cabreos monumentales. El volumen editado por Ediciones B tiene una selección muy similar a la de RBA en cuanto a concepción, con un amplio muestreo de las diferentes épocas de los personajes. Hay cierto solapamiento entre las selecciones, pero apenas llegará a un 30% del volumen. Como ya es habitual en estas “ediciones especiales” de Ediciones B, apenas hay información (tan sólo un corto artículo de Antoni Guiral), no hay información sobre fechas de edición, ni procedencia de las páginas ni nada. Eso sí, la calidad de reproducción, sobre todo de las páginas a color es espectacularmente superior a la de los volúmenes de RBA. Y uno claro, se pregunta: si existía ese material de reproducción, ¿por qué no se cedió a la colección de RBA?¿Por qué no se aprovecha la experiencia y el trabajo de Guiral para dar información completa y hacer una verdadera edición de coleccionista? Y, sobre todo, ¿por qué esa absurda competencia?
Preguntas y más preguntas que es mejor dejar en el terreno de lo inexplicable. Así que a la espera de que Iker Jiménez le dedique un especial a la edición de clásicos del tebeo español, lo único que se puede hacer es disfrutar de estas dos ediciones. Con todos sus defectos y aciertos, permiten al menos poder disfrutar de una de las obras maestras de la historieta de este país. Y ahí ganamos todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation