Comienza la Semana Negra

Comienza la Semana Negra de Gijón, uno de los eventos culturales más importantes de Europa que, como ya es habitual, dedica una amplia parte de su programación a los tebeos. La lista de invitados, impresionante: José Antonio Fideu, Lorenzo Gómez, Jordi Sempere, Ricardo Machuca, Kenny Ruiz, Horacio Altuna, Carles Santamaría, Yexus, Gene Ha, Manuel Barrero, Enrique V. Vegas, Alejandro M. Gallo, Lorenzo Díaz, José Carlos Fernandes, Joan Mundet, Francisco Naranjo, Toni Guiral, Pepe Gálvez, Luis García, Enrique Sánchez Abulí, Andreu Martín, Edmond Baudoin y Rafa Marín. Y la lista de actividades, extensísima. Si tenéis opción de acercaros por allí, ¡no lo dudéis!

A los señores políticos

A los de un bando:
Los tebeos no tienen por qué ir dirigidos a los niños. La historieta es una expresión artística o cultural que puede tener como lector desde un niño a un adulto, igual que la literatura, el cine o el teatro. Regalar tebeos a un niño por el simple hecho de ser un tebeo es absurdo. Es cierto que la historieta es un medio excelente para introducir al niño en la cultura, pero hay excelentes tebeos (igual que libros o películas) para cada edad. Lo mismo va para la literatura y el Quijote: por mucho que les parezca, no es una obra infantil. Lanza en astillero es un tebeo extraordinario pero, al igual que la obra de Cervantes, no es un tebeo para niños de 10 años.

A los del otro bando:
Antes de escandalizarse, no estaría de más leer lo que en teoría escandaliza. Las supuestas imágenes pornográficas son la representación de la lucha de El Quijote con la posadera, uno de los esperpénticos episodios de esta obra maestra, ilustrado con esplendor por el argentino Carlos Nine. En todo el libro no hay ni una sola representación de sexo explícito, como sea ha dicho. Sólo en una de las historietas se ve el cuerpo desnudo de una mujer. Pensar que un niño de diez años es tonto y no sabe lo que es una mujer desnuda es despreciar la inteligencia de los niños. Sólo con haber leído el libro, sería suficiente para darse cuenta del exquisito respeto hacia la obra de Cervantes de esta adaptación.

A todos:
¿Alguien se preocupa de la educación cultural de los niños en este país? Porque actitudes de unos y argumentos de otros no dan ninguna esperanza…

Lanza en astillero

Menuda se está armando con la polémica Lanza en astillero, ya sabéis esa versión pornográfica de El Quijote que casi un lustro después de su aparición está removiendo conciencias de todo tipo porque “tiene imágenes más propias del kamasutra”. Ahora se ha sumado hasta Losantos, que asegura en su programa radiofónico de hoy -según nos indica Belano en los comentarios – que este tebeo “era una basura que no valía para nada, que los dibujos eran grotescos y que aquello ni siquiera valía para poner soldadito al personal. y que le asombraría que aumentase la natalidad viéndolo”.
Recordemos un poco que Lanza en astillero es un proyecto colectivo, dirigido por Jesús Cuadrado, con motivo del IV centenario del Quijote y con financiación de la Comunidad de Castilla La Mancha. Los grotescos dibujantes que participaron, ilustrando diferentes pasajes de la obra de Cervantes, fueron: Filipe Abranches, Pablo Auladell, Miguel Calatayud, Marta Cano, Denis Deprez, Lorenzo Díaz, Luis Durán, Anke Feuchtenberger, Antoni Garcés, Esther Gili, Jorge González, Raquel Jiménez, Andrés G. Leiva, Luis Manchado, Francisco Marchante, Max, Micharmut, Carlos Nine, Álvaro Ortiz, Miguel Ángel Ortiz, Pere Joan, Miguelanxo prado, Stefano Ricci, Karim Taylhardat y Fernando Vicente.
Por si sirve, lo que dije de esta obra, allá por Junio de 2005:
astilleroportadaY terminada la lectura de Lanza en Astillero, sólo puedo que descubrirme. Pese a que toda obra colectiva tiene el peligro de caer en la irregularidad, el nivel medio de las historias de este álbum es excelente, alcanzando pese a la disparidad estilística una extraña coherencia que hace todavía más valorable el resultado. Es muy difícil destacar la contribución de alguno de los autores implicados, y sería injusto señalar a uno sobre otro, pero me gustaría hacer notar el impacto que me han producido las colaboraciones de Auladell, Leiva, Nine y, sobre todo, Micharmut, quizás el que más se aparta del literalismo de la obra de Cervantes para darnos una reflexión sorprendente e interesante de la locura de amor de Alonso Quijano. Pequeños matices de un conjunto extraordinario que cumple fielmente su cometido de acercar una visión plural y respetuosa de la mítica obra de Cervantes. Aunque como bien decía uno de los autores “lo teníamos fácil, el que escribía los guiones lo hacía bastante bien”, la adaptación de un capítulo del Quijote era algo mucho más complejo y difícil, una tarea hercúlea que los autores han sabido afrontar, consiguiendo evocar el espíritu de la magna obra cervantina sin perder su personalidad. Una interesante experiencia, producida con excelencia por sin sentido (¡y qué portada de Fernando Vicente!).
Os pongo también algunas páginas de esta perversa obra (atentos a la de Jorge González….¡se ve una teta!¡cuidado lectores viriles y masculinos!¡os podéis poner soldaditos!¡cuidado lectoras!…¡¡¿os podéis poner soldaditas?!):

ACTUALIZACIÓN:
Lo que dijo Losantos (Programa Federico a las 6): “ahora tengo los dibujos… no es que sean obscenos, pse, aspiran… es que son tan malos que prácticamente te pueden quitar la afición, vamos, me asombraría que aumentase la natalidad viendo esto. Tiene ganas de retirarse uno a una cueva, la cueva de montesinos.. Uh que feo, una cosa grotesca y ridícula. […] La misma basura que en todas partes.
(Qué lástima, no dijo lo del soldadito…)