Lanza en astillero

Menuda se está armando con la polémica Lanza en astillero, ya sabéis esa versión pornográfica de El Quijote que casi un lustro después de su aparición está removiendo conciencias de todo tipo porque “tiene imágenes más propias del kamasutra”. Ahora se ha sumado hasta Losantos, que asegura en su programa radiofónico de hoy -según nos indica Belano en los comentarios – que este tebeo “era una basura que no valía para nada, que los dibujos eran grotescos y que aquello ni siquiera valía para poner soldadito al personal. y que le asombraría que aumentase la natalidad viéndolo”.
Recordemos un poco que Lanza en astillero es un proyecto colectivo, dirigido por Jesús Cuadrado, con motivo del IV centenario del Quijote y con financiación de la Comunidad de Castilla La Mancha. Los grotescos dibujantes que participaron, ilustrando diferentes pasajes de la obra de Cervantes, fueron: Filipe Abranches, Pablo Auladell, Miguel Calatayud, Marta Cano, Denis Deprez, Lorenzo Díaz, Luis Durán, Anke Feuchtenberger, Antoni Garcés, Esther Gili, Jorge González, Raquel Jiménez, Andrés G. Leiva, Luis Manchado, Francisco Marchante, Max, Micharmut, Carlos Nine, Álvaro Ortiz, Miguel Ángel Ortiz, Pere Joan, Miguelanxo prado, Stefano Ricci, Karim Taylhardat y Fernando Vicente.
Por si sirve, lo que dije de esta obra, allá por Junio de 2005:
astilleroportadaY terminada la lectura de Lanza en Astillero, sólo puedo que descubrirme. Pese a que toda obra colectiva tiene el peligro de caer en la irregularidad, el nivel medio de las historias de este álbum es excelente, alcanzando pese a la disparidad estilística una extraña coherencia que hace todavía más valorable el resultado. Es muy difícil destacar la contribución de alguno de los autores implicados, y sería injusto señalar a uno sobre otro, pero me gustaría hacer notar el impacto que me han producido las colaboraciones de Auladell, Leiva, Nine y, sobre todo, Micharmut, quizás el que más se aparta del literalismo de la obra de Cervantes para darnos una reflexión sorprendente e interesante de la locura de amor de Alonso Quijano. Pequeños matices de un conjunto extraordinario que cumple fielmente su cometido de acercar una visión plural y respetuosa de la mítica obra de Cervantes. Aunque como bien decía uno de los autores “lo teníamos fácil, el que escribía los guiones lo hacía bastante bien”, la adaptación de un capítulo del Quijote era algo mucho más complejo y difícil, una tarea hercúlea que los autores han sabido afrontar, consiguiendo evocar el espíritu de la magna obra cervantina sin perder su personalidad. Una interesante experiencia, producida con excelencia por sin sentido (¡y qué portada de Fernando Vicente!).
Os pongo también algunas páginas de esta perversa obra (atentos a la de Jorge González….¡se ve una teta!¡cuidado lectores viriles y masculinos!¡os podéis poner soldaditos!¡cuidado lectoras!…¡¡¿os podéis poner soldaditas?!):

ACTUALIZACIÓN:
Lo que dijo Losantos (Programa Federico a las 6): “ahora tengo los dibujos… no es que sean obscenos, pse, aspiran… es que son tan malos que prácticamente te pueden quitar la afición, vamos, me asombraría que aumentase la natalidad viendo esto. Tiene ganas de retirarse uno a una cueva, la cueva de montesinos.. Uh que feo, una cosa grotesca y ridícula. […] La misma basura que en todas partes.
(Qué lástima, no dijo lo del soldadito…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation