Vergüenza nacional

Ahora piden que dimita la Consejera de Educación de Castilla-La Mancha porque lo sucedido es una “vergüenza nacional”.
¡Repartir el Quijote a los niños!¡Qué vergüenza!
Esto empieza a ser divertido… Madre mía, como les dé por entrar en el Prado y vean que hay niños mirando perversos cuadros de ¡mujeres desnudas! y la ¡escultura de un hermafrodita!… Lo queman, fijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation