Los problemas del color de Príncipe Valiente

Aprovechando la nueva edición de Fantagraphics de Príncipe Valiente, una extraordinaria reflexión, con prueba empírica incluida, sobre la recuperación del color de la obra de Foster. Poco que añadir al excelente trabajo de Cómic, historietas y tebeos, salvo que para ya redondear el trabajo, sería conveniente hacer estimaciones de variación de los pigmentos sobre el sustrato de papel poroso con el tiempo. Desde un punto de vista estrictamente colorímetrico es complicado, pero existen algoritmos y procesos para simular el envejecimiento y hacer predicciones sobre el color de partida original, sobre todo conociendo qué tipo de pigmentos de color se utilizaban en la época (lo que es conocido). Dado que cada pigmento envejece de manera diferente (cambiando sus coordenadas cromáticas de manera distinta), se podría afinar con mucha más precisión cuál era el color original. Incluyendo las pruebas de color de Syracusa, que están sometidas a similares procesos de variación cromática.
Una labor complejísima, desde luego, habida cuenta del volumen de la obra de Foster, pero que sería la labor lógica de un Centro de Investigación de la Historieta…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation