Microrreseña: Takemitsu Zamurai

samuraiTras la aceleración exacerbada de Tekkon Kinkreet, pasar a la pausada armonía de Takemitsu Zamurai tuvo que suponer todo un ejercicio de autocontrol para Taiyou Matsumoto. De las carreras y persecuciones por los escenarios urbanos a la placidez de un paseo por el campo en la época Edo… Tuvo que ser difícil, pero Matsumoto consigue transmitir a la perfección ese conflicto entre la paz interior que busca desesperadamente el ronin Sôichirô Senô y el impulso violento que vive dentro del samurái que propone el guión de Issei Efuku. Lejos de las clásicas obras de samuráis que tradicionalmente nos han llegado, la obra de Matsumoto y Efuku es una compleja mezcla entre el retrato costumbrista y la reflexión sobre una forma de entender la vida que no sabe de héroes ni épicas, sino de campos sembrados y viento en la cara. Un tebeo para disfrutar con la poesía gráfica que propone el dibujante en su delicado trazo y una historia de reflexión calmada pero profunda. Muy recomendable (3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation