Novedades de Astiberri de diciembre

(*)- El Faro, de Paco Roca. Bitono. Cartoné. 64 páginas. 17 x 24 cm. PVP: 11 €
Dark Sanctuary. Libro-disco con ilustraciones de Victoria Francés. Cartoné con sobrecubierta. Color. 48 páginas. Tamaño 17 x 24 cms. Incluye el disco del grupo
(**)- Omaha vol. 2, de Reed Waller y Kate Worley. Blanco y negro. Cartoné. 256 páginas. Tamaño 17 x 24 cm. PVP: 22 €
Continue Reading →

Novedades de La Cúpula de noviembre

Muy atentos a las novedades de noviembre de La Cúpula, porque se incluye nada más y anda menos que el ganador del pasado festival de Angouleme: Pinocchio, del que se puede leer un avance aquí.
(**)- Demonio Rojo: Siga Usted Todo Tieso, de Mauro Entrialgo. 72 páginas. Color. 17 x 24. Cartoné. P.V.P.: 16,00 €
(**) – Pinocchio, de Winshluss. 200 páginas. Color. 21 x 28. Cartoné. P.V.P.: 32,00 €
Kiss comix 218, de Varios autores. 68 páginas. 20 x 26,5. Grapado. P.V.P.: 4,20 €
Trio de Ases, de Jiraiya. 212 páginas. BN. 15 x 21. Rústica. P.V.P.: 18,00 €
(**)- Odio Integral 5, de Peter Bagge. 124 páginas. Color. 17 x 24 Rústica. P.V.P.: 18,00 €

Alix en español

Alix, de Jacques Martin, es uno de los personajes más importantes del cómic galo, pero que ha tenido poca o ninguna repercusión en España (apenas unos cuántos álbumes editados por Oikos-Tau y Norma), pero que tiene fieles seguidores que han conseguido lo imposible: una edición limitada de la serie de Jacques Martin para España. Toda la información y reserva de ejemplares, en la web de Alix.

alix

Clásicos del Humor: final y balance

¡Menuda traca final se reservaba la colección de Clásicos del Humor para sus dos últimos volúmenes! Pese a ser recopilaciones de varios personajes, incluyen maravillas como Doña Tula, de Escobar (a mi entender, su mejor serie), La terrible Fifí, de Nené Estivill, Los casos del Inspector O’Jal, de Manuel Vázquez y, sobre todo Apolino Tarúguez, hombre de negocios, de Conti, posiblemente una de las series más carismáticas e importantes de los años 50. Un empresario dedicado al estraperlo que representa a la perfección la realidad de la sociedad de la posguerra española, tanto la situación socioeconómica como la de los trabajadores. Un humor salvaje y brutal, que posiblemente inspirara a Pablo para su tétrica Oficina Siniestra y que confirma a Conti como uno de los grandes indiscutibles de la historieta española. Sin olvidar la reivindicación de otro de los grandes, Nadal, presente con la excelente comedia costumbrista Casildo Calasparra y Señora (y que gracias a la inclusión de planchas de Maripili y Gustavito, todavía sin pisito -¡qué actual hoy!- es posible comprobar su evolución hacia el “estilo Divito”) .

apolino

Dos tomos que cierran la que es, sin duda, la colección dedicada a la historieta más importante que se ha hecho en España. Pese a la deficiente calidad de reproducción crónica, el balance final no puede ser más positivo: se han recuperado y reivindicado algunos de los autores y series más importantes de la historia del tebeo español, algunos por primera vez en la historia, permitiendo que el lector español descubra el impresionante pasado historietístico de los años 50 y 60.
Y detrás de todo, un nombre propio: Antoni Guiral. Creo que no exagero nada si afirmo que Guiral es, hoy por hoy, el estudioso del tebeo más importante de España pero, sobre todo, silencioso impulsor de los dos proyectos más valiosos y trascendentales que se han hecho en décadas: la enciclopédica Del tebeo al manga y esta Clásicos del Humor. Dos razones que justifican ampliamente mi afirmación y que obligan a un reconocimiento público de una labor que, creo, no está siendo valorada en toda su importancia y significado. Pocos países tienen una colección que recupere lo mejor de las publicaciones infantiles de los años 50, 60 y 70, pero menos una historia del tebeo de la extensión y ambición de la que dirige Guiral, convirtiéndolos en proyectos únicos.

Y, ya finalmente, una consideración puramente personal: pocas veces he sentido mayor felicidad como lector de tebeos que al leer estos volúmenes. Ya fuera por el componente nostálgico, ineludible y demoledor, pero delicioso, o por el de interés como amante de la historieta, cada volumen ha sido una mezcla maravillosa del placer de recordar con el de descubrir. Gracias Toni.

Comienzan las listas

No es que se acabe el año ya, pero como la temporada navideña se adelanta por aquello de la crisis, si El Corte Inglés decide que el año se acaba, es que se acaba y punto. Así que comienza la fiebre de las listas, que dispara Amazon con su Best Books of 2009 Editors’ list. Una lista bastante lógica, aunque con sorpresas (¿Umbrella Academy? Es entretenido pero…¿lo mejor del año?) y una recomendación por la que tengo interés, el Stitches: A Memoir de David Small.
Y ojo que las listas este año serán más voluminosas, porque el final de década (cada cuál que discuta si es final ahora o en el 2010, la cuestión se resolverá con dos listas…) nos traerá la lista de los mejores de la primera década del siglo XXI (todo sea dicho…¿alguien sabe cómo se llama esta década? ¿La de los años 0?). Los primeros en disparar, los de Rockdelux, que hacen varias listas incluyendo la de tebeos. Veinte estrictamente: Catálogo de novedades Acme, de Chris Ware; Epiléptico, de David B.; Fun Home, de Alison Bechdel; El Fotógrafo, de Lefèbre y Guibert; Agujero Negro, de Charles Burns; Dark Knight 2: El señor de la noche, de Frank Miller; George Sprott, de Seth; La educación de Hopey Glass, de Jaime Hernández; Isaac el Pirata, de Chistophe Blain; Louis Riel, de Chester Brown; El gato del rabino, de Sfar; Superputa, de manel Fontdevila; Persépolis, de Marjane Satrapi; Las aventuras del Capitán Torrezno, de Santiago Valenzuela; La sonrisa del vampiro, de Suehiro Maruo; El arte de volar, de Antonio Altarriba y Kim; Dinero, de Miguel Brieva; Pascal Brutal, de Riad Sattouf; Bardín el superrealista, de Max y Metralla, de Rutu Modan.

En todas partes cuecen habas…

La razonable y justa defensa de los derechos de autor tiene a veces episodios estrambóticos derivados de la sorprendente voracidad con la que a veces se desarrolla esta labor. Hasta ahora Moulinsart se llevaba la palma en el recuento de situaciones esperpénticas, pero parece que tendrá un buen y aplicado alumno en Marsu Production, responsable de los derechos de la obra de Franquin, que acaba de obligar a retirar de la venta el álbum Le blog de Franquin, de Turalo y Piak, una divertidísima parodia que cuenta la vida post-mortem de Franquin y que había llegado a las librerías tras el éxito de su versión en blog. ¿La razón? Que “Franquin” es marca registrada…
Digno de la más negra de las Ideas Negras…
(Página en facebook)

Diablo

diabloBeto sigue explorando nuevos caminos con la afortunada excusa de seguir la carrera como actriz de Fritz, una de las protagonistas de Palomar. Un argumento que le permite dejar de lado una historia que le apresaba y en la que ya daba muestras de agotamiento para probar y descubrir nuevas formas de expresar sus ideas. Tras la brillante Una oportunidad en el Infierno, Beto vuelve a adentrarse en el lado más oscuro y brutal del ser humano con Hablando del diablo, estudiando la violencia y cómo ésta se retroalimenta hasta perder su sentido y convertirse en casi una obligación. Su análisis sigue siendo deprimente y desesperanzador, enfrentando esa imagen de éxito superficial y aparente del “american way of life” con una realidad escondida mucho más inquietante. Val, una joven gimnasta, se cubre con una máscara de demonio para convertirse en mirona por la noche, espiando a sus convecinos para descubrir la vida que tapan las cortinas, la verdad tras la sonrisa que abre las puertas. Una verdad amarga que existirá hasta en su propio casa, en una revelación que disparará una espiral de muerte y violencia que se multiplicará hasta el absurdo.
En una especie de paradigma de la acción y reacción, el discurso vitalista y humanista de Palomar es olvidado en esta nueva etapa, enterrado por una visión despiadada del ser humano, tan aséptica y distanciada que dificulta que el lector pueda entrar en la historia.
Una obra muy interesante en su propuesta argumental, pero todavía más brillante en su concepción narrativa. Si en la anterior entrega Beto optaba por una compleja estructura formal, de amplias elipsis concatenadas a modo de síncopa cortante, ahora elige una narración casi cinematográfica como la película que en teoría relata. Una composición sencilla, de flujo lineal, salteada de páginas donde usa grandes viñetas horizontales, a modo de gran pantalla panorámica, en las que la narración silenciosa usada por el autor obliga al lector a una parada para la reflexión. Páginas donde la maestría formal de Beto se agiganta, destacando además la capacidad del dibujante para el juego simbólico y, sobre todo, la plasticidad expresiva de su trazo. Deforma las anatomías y la figura humana para incorporar un nuevo elemento de diálogo al dibujo, transformando el cuerpo dibujado en una palabra más. Beto consigue lanzar al lector una cascada de estímulos sensoriales e intelectivos desde todos los elementos de la página: desde su construcción al mensaje expresivo del trazo pasando por el propio título (el juego de palabras que se prolonga desde el anterior, sin salir del infierno, en busca de los demonios del ser humano) , dejando un seguido de ideas que el lector deberá armar para descubrir qué hay detrás de su aparentemente sencilla propuesta.
En estos tiempos donde se habla de cine ultraviolento que no profundiza más allá de la yuxtaposición de escenas truculentas, la ultraviolencia exagerada de Beto demuestra que es posible usarla como arma arrojadiza, como elemento de una reflexión mucho más profunda, en la línea planteada por otros autores como Haneke o Easton Ellis.
Excelente (3)

Luneros, por fin

Tenía un poco abandonados los luneros…
– Con mucho retraso, pero muy interesantes: Entrevista a Ken Niimura y Santiago García y Javier Olivares
Mandorla, el blog de Santiago García, está llamado a ser uno de los blogs de referencia indiscutibles del panorama español. No es para menos, ¡estamos hablando de uno de los mejores especialistas en tebeo que tenemos!
– La investigadora Laura Vázquez abre blog. Y las primeras entradas ya marcan un nivel envidiable.
¿No eres mayor para leer cómics?… Buenas reseñas para alguien que, afortunadamente, no es mayor para leer cómics.
Airin Atakanawa: Novelas gráficas, cine de culto, buena música, libros, arte y helados. Todo bien, pero cuidadín con los helados que manchan.
Un baúl de cómics, cuidadas y completas reseñas.
Las tiras de Edén, imprescindibles.
– Dos blogs en femenino e imprescindibles: Gabrielle Bell y Debbie Dreschler.
Trouble with comics: reseñas de cómics americanos con la garatía de Alan David Doane.
-El siempre activo J.R.Mora ha puesto en marcha la Fanzinoteca, un proyecto muy interesante y necesario (sobre todo tras la desaparición de Fondo Perdido).
Atascado en el intermedio, una visión diferente de las reseñas.
– Varios blogs peruanos absolutamente imprescindibles y que se deben incorporarr a vuestro lector de feeds: Plus Gonzo Arcade 2!, Ciudadano Pop, Popultura y Pienso en comics (sí, lo sé Pienso en comics ha aparecido ya por aquí…¡pero es que es buenísimo!)
El bloc, mucha y variada información sobre manga y anime.
– Algunos webcomics a seguir:Papercut, los excelentes webcomics de Michael Cho, Hark! A vagrant, los divertidísimos tebeos de K. Beaton, The abominable Charles Christopher y Kukuburi, de Ramón Pérez.

El nacimiento de la novela gráfica

“Existe al menos una cosa que diferencia la historia del cómic en Japón de la del resto de los países. Las tiras cómicas eran ya muy populares a comienzos del siglo XX en los EEUU, donde los periódicos acostumbraban a publicar varias series a la vez. Japón, por su parte, importó esta costumbre en la década de los veinte, aunque aquí lo normal era que, tal como se sigue haciendo ahora, cada periódico publicara una sola tira por edición.
Sin embargo, a partir de los años treinta muchas editoriales japonesas comenzaron a publicar cómics originales en formato tomo. Es decir, que, aparte de los álbumes que recopilaban las tiras que ya habían aparecido en periódicos y revistas, existían también cómics elaborados desde el principio con el propósito de ser publicados como libros.
Estos tomos solían tener más de cien páginas y, aunque por lo general estaban dirigidos a un público infantil, también había obras para adultos. Eran ediciones hermosas, a menudo impresas en dos o tres colores, con tapas duras en tela y que se vendían metidas en estuches.
En esa mismo épica no se hubiera podido encontrar este tipo de tomos originales ni en los Estados Unidos ni en Europa. A pesar de estar dedicados a los niños, su temática era muy diversa y cada libro consistía normalmente en un única historia larga; características que coinciden con las de las novelas gráficas de hoy en día.”

De la (estupenda) introducción de Kosei Ono del (imprescindible) Una vida errante, de Yoshihiro Tatsumi (Astiberri).

Lo siento, Sr. Eisner (O de cómo es muy difícil buscar orígenes…)

Premios del Salón del Manga

[Nota de prensa]
En la tarde del sábado se ha realizado la entrega de los galardones de la II edición de los premios del Salón del Manga. Estos galardones están consagrados a reconocer los mejores mangas publicados en España, DVD de anime y canal o programa de televisión español dedicado al manga y al anime. Los ganadores han sido elegidos por votación popular a través de la web de FICOMIC. Los premios no tienen dotación económica y su finalidad es conocer cuáles son los mejores mangas para el público. Los mangas y animes que podían optar a los premios debían haberse publicado entre el 1 de septiembre de 2008 y el 31 de agosto de 2009. Los premiados en esta entrega del Salón del Manga 2009 han sido:
Continue Reading →