¡Caracoles!

Señoras y señores: ya sin duda alguna, Duelo de caracoles es una verdadera maravilla. Una exquisita delicatessen que une talentos morrocotudos como los de Pere Joan y Sonia Pulido para lograr una de las obras del año. Y ojito al nivel que dejan para los que vienen detrás.
En cuanto me lo vuelva a releer dos o tres veces (que este tebeo es como uno de esos exquisitos bombones que no puedes parar de comer, es para leerlo, volverlo a leer y requetevolverlo a leer), reseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation