Los números del 2009

Existían ciertas dudas sobre el posible impacto de la crisis económica mundial en el mercado del tebeo español. Dudas que incluso recelaban de su importancia, alegando que el libro en general era un coto aislado de los vaivenes económicos que resistía con relativa seguridad las dificultades, convirtiéndose incluso en un refugio de entretenimiento barato. Una ilusión a la que se añadía la indudable bonanza de los últimos años para las ventas y producción de tebeos. Sin embargo, la realidad ha demostrado que ninguna de las teorías era acertada y que la única realidad era que la crisis ha atacado con fuerza la producción de tebeos: tras varios años con subidas continuadas en el número de títulos editados, el 2009 ha vivido una espectacular contracción de los tebeos presentes en las estanterías de las librerías especializadas, cercano al 25% respecto al año anterior. Una cifra preocupante que se torna en escalofriante si pensamos que, como siempre, el oscurantismo en la información sobre ventas de las editoriales españolas puede traducir esa bajada en una reducción de niveles de facturación que puede poner en peligro la existencia de muchas editoriales. Aunque en general hay muchas diferencias entre editoriales, las grandes acumulan en su mayoría la parte más importante de esa reducción, mientras que las pequeñas han mantenido su actividad editorial con variaciones inapreciables. Las grandes han tenido que asumir reducciones importantes en las novedades (que se están acrecentado durante 2010) para cuadrar sus libros de cuentas, pero es obvio que estas grandes corporaciones pueden capear con relativa facilidad años menos boyantes. Queda la pregunta de cómo puede afectar la crisis a editoriales de tamaño mediano que pueden tener mucha más dificultad para promediar un año de pérdidas con los siguientes.
Como siempre, hay que establecer que este análisis es sólo sobre el número de títulos publicados y no se puede, ni debe, derivar de él conclusiones sobre ventas. Aunque la especulación puede parecer fundada (reducciones de títulos motivadas por reducciones de ventas, por ejemplo), no deja de ser un ejercicio de imaginación sin más base real que la intuición. De hecho, con casi toda seguridad los datos realizados sobre facturación serían profundamente diferentes: pese a que la producción española es la más pequeña, es probable que gracias a superventas como Ibáñez o Purita Campos sea el segmento de mayor rentabilidad económica. Un aparente contrasentido que, de nuevo, pide a gritos que el sector sea más transparente.

Número de títulos publicados
La burbuja ha estallado con fuerza: tras años de aumentos continuados de más del 20% en el número de novedades anuales, llegando casi a las 3.000 durante 2008, el pasado año apenas ha superado las 2.000. Una disminución a la que se añade la pérdida de muchas pequeñas editoriales que aparecieron en el 2007 y 2008 y que durante el 2009 han parado su actividad, ya sea como precaución o porque, por desgracia, han echado el cierre definitivamente. La oferta brutal de títulos que se estaba padeciendo ha sufrido con la crisis un espectacular ajuste que parece se profundizará durante el presente año.

La reducción de títulos ha tenido una importante traslación respecto a las producciones relativas de las editoriales, homogeneizándolas. Tras un año donde la editorial Planeta DeAgostini protagonizó casi la mitad de las novedades editoriales, el 2009 ha vivido un reparto más equitativo de títulos publicados entre las cuatro grandes editoriales del país.

Hay que remarcar, como siempre, que esta ordenación es simplemente en función del número de títulos que se publican, sin ningún tipo de posible traducción en cifras de ventas. Se podría dar perfectamente el caso de que editoriales a mucha distancia de las primeras en títulos publicados ocupasen los primeros puestos de facturación con holgada ventaja sobre aquéllas.

Distribución por origen de los tebeos
No hay sorpresas. El tebeo americano sigue siendo el de mayo presencia en nuestro país, pero hay que constatar un hecho sorprendente: por primera vez en los últimos 7 años, el tebeo español muestra una importante subida en la cuota de títulos editados. Hay que matizar, evidentemente, ya que las reediciones han tenido un protagonismo especial durante 2009 (con la colección de clásicos de Bruguera de RBA o la política de recuperación de clásicos de la editorial Glénat), pero no menos cierto es que se ha vivido una coincidencia en el interés de las editoriales españolas por los autores patrios. Editoriales como Planeta DeAgostin, Glénat o Norma han potenciado sus líneas de autores españoles, a lo que hay que añadir un mayor dinamismo en las pequeñas editoriales en este sector.

Y, por primera vez en mucho tiempo, el manga y el tebeo oriental bajan su contribución al total de títulos publicados, reduciendo hasta un 25% su cuota tras casi un lustro alrededor del 30%. Hay que hacer, de nuevo, las consideraciones habituales sobre estas cifras, que podrían ser muy diferentes si se hubieran hecho sobre facturación. de nuevo, la advertencia: es más que probable que las cifras reales de ventas tengan poco o nada que ver con su distribución respecto a títulos. Recordemos, como siempre, la importancia de la obra de Ibáñez como motor de la industria del tebeo o del manga con superventas como Naruto, a lo que hay que añadir el éxito de la colección en quioscos de tebeos clásicos de Bruguera de RBA.

Distribución de formatos
No hay sorpresas tampoco en este apartado: el formato libro se ha consolidado de forma aplastante en las novedades publicadas en España. Casi el 70% de los títulos publicados (incluyendo el formato libro y el manga en tomo) se han publicado en este formato, demostrando su absoluta predominancia en el mercado español. Una posición preferente que se fundamenta tanto en el éxito del formato novela gráfica como en la facilidad con la que este formato se ha introducido en las grandes superficies y librerías generalistas, ampliando los puntos de distribución de forma importante.

Para este estudio se ha hecho uso del listado proporcionado por FICOMIC, que presenta carencias en algunos campos y editoriales y que han sido completados mediante los listados de webs informativas como Comix V2.0, Entrecómics y La Cárcel de Papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation