La industria habla

José Luis Córdoba vuelve a hablar sobre la situación del mercado. En algunas cosas creo que su análisis es discutible (sobre todo en la interpretación que hace de los números del manga), pero su opinión sobre el cómic digital me parece que da completamente en el clavo, de forma muy certera. Destacaría además su definición de labor del editor:
¿Entonces ya no harán falta editores, cada autor cuelga su obra en internet y cobra por ello directamente? Supongo que Stephen King y algún que otro escritor actualmente podrían permitirse ese lujo, pero no la mayoría. Las editoriales seguirán haciendo su trabajo: guiar sobre el tipo de obra que quiere el mercado, adelantar parte de los costes, controlar que la calidad sea la adecuada, promocionar el producto para que llegue al mayor público posible, administrar la distribución del producto y garantizar el cobro. Evidentemente, si en la actualidad tenemos que los costes de producción son un 25% aproximadamente del PVP, con la digitalización se prevé que se puedan reducir a un 5% y con ello por una parte se pueden abaratar los precios finales, pero por otra cambiará también el reparto de los ingresos obtenidos por la venta, ya que la relación de costes habrá variado totalmente.
Una definición clarísima y que va directamente al grano: la labor del editor no es llevar el trabajo del autor a la imprenta. La labor del editor es, como bien dice Córdoba, ejercer de mediador proactivo entre el autor y el público: no sólo debe poner la obra en el mercado, debe conseguir que esa obra llegue al público. Y esa labor es independiente del formato de edición, ya sea papel, digital o tablas de madera.
Muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation