Brrrr… ¡qué frío!

Por fin llega el invierno y el fresquito, apetece ponerse por fin el suéter de lana que tejió mamá con tanto cariño…¿verdad Clark?

(Gracias por la imagen, Fernando P.!)

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation