Presentación de Yupulca

WATU acción indígena, utilizando el cómic como herramienta educativa, ha puesto en marcha este proyecto en el que Jose Luis Forte ha guionizado y Miguel Farrona ha dibujado la historia, basada en la vida del pueblo Yanesha del Perú amazónico. Yupulca, se presentará el próximo sábado 26 de marzo en la II Salita del Cómic, este año dedicada a Iberoamérica, de Cáceres.
Continue Reading →

Fagocitosis

Definir Fagocitosis implica, casi de forma obligada, asumir que los límites que se pudieran establecer entre los mecanismos inherentes del mass media han quedado definitivamente destrozados por la vorágine globalizadora. Si algo se puede o debe achacar al siglo XXI es que la famosa frase de Robert Guerin que establecía que la compososición del aire que respiramos incluía definitivamente tanto oxígeno como publicidad ha quedado superada y enterrada. La publicidad ya no es algo que respiramos, se ha convertido en parte genética del pensamiento, en un elemento indivisible a cualquier experiencia humana. Pensamos con pausas publicitarias y con infinitos elementos de publicidad encubierta. La creación, ya sea artística o filosófica, poco importa, se ha convertido en un extraño mecanismo donde las influencias globales se confunden para dar lugar a mensajes que no tienen empacho en reconocer su inspiración bastarda. Más que nunca, el medio es el mensaje como indicaba McLuhan.
Un siglo de turbulencias en el que Fagocitosis desembarca proporcionando una extraña sensación de naturalidad pese a la osadía de su planteamiento formal. Denuncia brutal y sin paliativos de esta sociedad capaz de atender al desastre financiero mientras consume tranquilamente en el Mac Donalds, Fagocitosis se estructura a modo de ejercicio de conexiones, en el que los pensamientos se van hilando por comparación insconciente, como en esos juegos psicológicos donde hay que decir la primera palabra que se nos ocurra ante una idea. Cada conexión, cada idea, un capítulo, elaborado desde un elemento distinto y muchas veces discordante del aluvión de información que nos ataca diariamene. De Youtube a una de esas cutres presentaciones de power point que se abren haciendo “pop” saturando nuestro email, desde una historieta de cómic-book a un cartel publicitario. No hay límites, todo es válido en la sociedad 2.0 que vivimos y la historieta debe asumir que es obligatorio contaminarse de ese espíritu de hibridación globalizada, tal y como proponen Marcos Prior y Danide, jugando con actualidad, denuncia, ficción, filosofía y una omnipresencia mediática de la publicidad, que transforma los mensajes reflexivos en compras compulsivamente reflexionadas.
Sin duda, uno de los álbumes más sorprendentes, sugerentes y atractivos que se han publicado este año, constatación de la inquietud y ambición de un guionista como Marcos Prior, que desde aquél lejano Oropel o el excelente rAu ya daba razones para seguirlo, pero que aquí encuentra un especial estado de gracia. Muy, muy recomendable. (4)

EXPOSICIÓN EL 23-F EN VIÑETAS

El Salón Internacional del Cómic de Barcelona dedica una exposición sobre cómo el cómic ha plasmado el golpe fallido del 23-F de 1981. Ríos de tinta se han escrito en docenas de libros sobre la intentona golpista, pero también se han dibujando unas cuantas historietas sobre aquellos hechos porque el cómic es un medio de expresión narrativo tan válido como cualquier otro.
Continue Reading →

Pez #12

Ya está disponible online el número doce del fanzine Pez, dedicado esta vez a las pegatinas y lomografía. Además, Pez vuelve a editarse en papel de la mano de la Fanzinacoteka de la MIAO (lo que supone poder suscribirse a la edición impresa o pedir números sueltos, toda la información, aquí.
Y ya se pueden mandar colaboraciones para el próximo número de Pez, que tratará sobre Arte postal y sobre Fanzines rusos y de Europa del este. Sirve cualquier cosa: sobres, postales, cartas personalizadas y creativas (escaneadas o físicamente en nuestro apartado de correos), dibujos, fotos, ilustraciones en referencia a Rusia, los rusos y los países del este de Europa (para ilustrar el artículo). Así como fanzines rusos o de Europa del este en si. El cierre de materiales del número 13, es el 15 de mayo de 2011 y no se ampliará. Toda la información en http://www.monmagan.com/pez/#colabora

Japón

Las imágenes del desastre de Japón son terribles, pero no puedo evitar la macabra sensación de haberlas visto cientos de veces… Hace poco leía en twitter a los de 13 millones de naves con idénticas sensaciones: Akira, Breakdown, Jacarandá, Dragon Head, Aula a la deriva… Hemos visto en los cómics mil veces el efecto de la devastación en el país del sol naciente.
Una inquietante sensación de déjà vu… y extraña obsesión de un país que sueña continuamente con la pesadilla de su destrucción.

Chernobyl japonés

Macabra coincidencia que, casi justo 25 años después de la catástrofe de Chernobyl, se produzca el terrible accidente nuclear de Japón. Atentos porque para ese mes está prevista la aparición de la novela gráfica de Natacha Bustos y Francisco Sánchez, Chernobyl, de la que se puede ver un trailer en web.

Firmas en Generación X

Los próximos viernes 18 y sábado 19 de marzo, “finde de firmas” en Generación X (C/Puebla, 15). En primer lugar, el viernes, a las 19:30, los autores de El Taller, editado por Dibbuks. En segundo lugar, el sábado 19, también a partir de las 19:30, que se contará con la presencia de Ximo Abadía, autor de Clonk y Cartulinas de colores (Diábolo), y nominado al Premio Autor Revelación Español del próximo Saló del Cómic de Barcelona 2011.

25 años de Makinavaja

El 21 de marzo, a las 19h, se inaugura en la Biblioteca Ignasi Iglésias-Can Fabra de Barcelona (Segre, 24-32) la exposición “25 anys de Makinavaja”, con la presencia de Gloria Sánchez, viuda de Ivà. la presentación correrá a cargo de Alfonso López y Pepe Gálvez.

Body World, de la geografía física a la geografía emocional

Si en Ombligo sin fondo la inclusión y uso de elementos cartográficos como recurso narrativo llamaba poderosamente la atención por su sorprendente transformación simbólica, en Body World, la nueva obra de Dash Shaw que nos llega de la mano de sin sentido y Apa Apa, crece hasta alcanzar la categoría de obsesión total. A través de un relato enmarcado en una indefinible categoría próxima a la ciencia-ficción con ecos tanto de gloriosas películas de serie B, como El pueblo de los malditos o La invasión de los ultracuerpos, como de más modernas, desde Brainstorming a, sobre todo, la injustamente olvidada Días extraños de Kathryn Bigelow, Shaw da rienda suelta a su exploración de la geografía como elemento nuclear y reiterativo de la existencia humana, lanzando ideas y conceptos que relacionan la geografía física con la geografía emocional. Body World, Cuerpo y Mundo, dos conceptos lejanos que Shaw une a través de la taxonomía cartográfica mediante una obsesiva experimentación en la que la atípica composición de página -en el original digital una larga sucesión vertical de tiras de tres viñetas- se ve modificada espacialmente por el propio escenario omnipresente, representado en un mapa del que los ciudadanos de la extraña ciudad de Boney Borough no pueden salir. Un mapa físico que es contrastado continuamente con el simbolismo del cuerpo como mapa emocional también claustrofóbico, en el que los sentimientos están atrapados. Una situación paralela que Shaw dinamitará con un elemento de digresión ajeno a todo: una pequeña planta, unas hojas que utilizadas como droga romperán esos límites cartográficos para unirlos en uno sólo: la cartografía física se confundirá entonces con la cartografía emocional individual para lanzar un ente colectivo nuevo y distinto. Un punto de partida perfecto para que Shaw realice un sugerente análisis del propio concepto de identidad emocional y de ideas como la intimidad, los secretos y la relaciones establecidas a través de secretos, enlazando directamente con su anterior obra, Ombligo sin fondo, esta vez desde una perspectiva que incluye una visión aterradora del colectivo, muy próxima en paradigmas y propuestas a las ideas formuladas por Charles Burns en Agujero Negro.
Pero, sin duda, si interesantes son los atrevidos planteamientos argumentales de Shaw, de una riqueza indiscutible nacida totalmente de los subterráneos de la cultura pop, más lo es su atrevimiento formal. Body World nace como cómic digital hace ya más de dos años, con un planteamiento estético donde el ritmo narrativo se ve completamente influido por la elección de un formato de lectura vertical en el que Shaw plasmará todo tipo de usos narrativos. Es cierto que muchos no son originales de forma aislada, pero la osadía de Shaw a la hora de combinarlos es increíble: desde el uso de elementos cartográficos de forma continuada y obsesiva, heredado del maestro Ware, a la descripción de la pérdida de la identidad individual a través de la superposición de los perfiles/mapas de los personales, exprimiendo al máximo –e incluso dando sentido- el recurso que Ditko creara para el personaje de Shade hace décadas. A lo que hay que añadir un transgresor uso del color, a mi entender completamente rompedor, basado en el uso de la oponencia cromática como elemento de violencia emocional y de la transición cromática como elemento de ritmo narrativo, algo que por desgracia se pierde en la versión en papel.
Existen, pese a todo lo destacable, algunos peros: el primero, derivado de la transición de una obra originalmente digital a papel. Aunque la excelente y cuidada edición de Apa Apa y Sins Entido (idéntica a la americana), intenta trasladar los mecanismos de lectura vertical del navegador de internet al papel, existe una quiebra del ritmo narrativo original. Recuerdo perfectamente que cuando leí la obra en internet, la sensación de velocidad de lectura era mucho mayor, de un ritmo mucho más ágil, sincopado en algunas secuencias. En estos tiempos de reivindicación de publicación en formatos originales de tamaño y color, quizás debamos extender estas peticiones también a las obras que nacen en un formato digital. A lo que hay añadir que es muy incómodo leer en vertical un volumen de este tamaño (aunque ya lo era algo mucho menor y similar como el Vertical de Seagle y Allred).
El segundo, que Shaw sigue teniendo problemas para mantener la integridad de la obra: todavía existen momentos donde el ritmo decae, en este caso, por cierta sensación de déjà vu de algunas secuencias y por una estructura más dispersa en la última parte del relato. Un problema que de nuevo vuelve a ser menor ante la potencia del planteamiento argumental inicial y la originalidad de su desarrollo, apasionante en muchos momentos y, sobre todo, con propuestas reflexivas sumamente interesantes.
Una obra sumamente recomendable (3+).

Premiado

Gracias a los chicos de UNICÓMIC, que han tenido a bien concederme el Premio a la divulgación y difusión del cómic que se entrega por primera vez. Todo un honor viniendo de un certamen al que tengo especial cariño (¡son ya 13 años sin faltar!) y que además comparto con Antonio Martín, amigo y muy admirado teórico, lo que me llena de mucho más sonrojo si cabe…
Y siento mucho no haber podido estar esta tarde en Alicante, pero el trabajo y la familia se han confabulado para evitarlo. Mañana me vengaré y allí estaré.

Gracias!!!! :)

Novedades de marzo de Libros del Zorro Rojo

(**)- Tráeme tu amor, de Charles Bukowski y Robert Crumb (ilustraciones) Serie Illustrata 14 x 21,5 cm. 140 pp. PVP: 17,90 €
(*)- El monje y la hija del verdugo, de Ambrose Bierce y Santiago Caruso (ilustraciones). Serie Illustrata 16,5 x 24 cm. 140 pp. PVP: 22,90 €
El silencio del agua, de José Saramago, con ilustraciones de Manuel Estrada. Edición en castellano y catalán. 28 x 21 cm. 24 pp. 12,90 €
Pintores, de Seung-yeoun Moon y Suzy Lee (ilustraciones). Edición en castellano y catalán. 28 x 22,5 cm. 32 pp PVP: 12,90 €
La revancha del gallo, de Béatrice Rodriguez También disponible en catalán 16 x 28 cm. 32 pp. PVP: 12,00 €
Continue Reading →

Polina

Comenté en su día que Amistad Estrecha me había decepcionado, que desprovisto Bastien Vivès de esa especial capacidad para transmitir emociones y sensaciones, su obra quedaba mermada, excesivamente ingenua y conocida, como ya ocurría con la primeriza Elle(s). Pero Vivès me sigue pareciendo llamado a hacer cosas grandes, muy grandes en la historieta, por lo que no he tenido ningún problema en lanzarme a devorar su siguiente obra, Polina, recién salidita del horno chez Casterman.
Y qué maravilla.
Triple pirueta mortal sin red, ahí es nada. Primera vuelta, en un simple y delicado bitono, dejando que las masas de negro y el trazo se muevan limpios en la página. Segunda vuelta, sin artificios narrativos, una composición sencilla y discreta. Tercera vuelta: lidiar en la arena de las historias íntimas y privadas del maestro Baudoin. Ejecución perfecta, giros impolutos, recepción en el suelo sin apenas violencia, dejándose llevar. Aplausos. El público en pie, pidiendo más.
Pero que la perfección de la ejecución no oculte la inspiración de la historia que cuenta esta vez VIvès, la de la joven bailarina Polina Oulinov, entregada a la danza desde que era apenas una niña, en cuerpo y alma. Una historia construida a través de silencios, de decisiones calladas, de renuncias. Que sigue la relación entre la niña que llega a mujer y su férreo profesor Bojinski, en una historia prohibida que rezuma sensualidad en apenas unos gestos unas miradas. Y Vivès, excelso, dejando que los cuerpos sean de nuevo los que manden las expresiones y sensaciones. Fijando gestos apenas perceptibles. Miradas furtivas de culpa, de pasión contenida. Construyendo una olla exprés de sentimientos que nunca llega a explotar, manteniendo una tensión inaguantable escondida tras la bambalina de la historia. Contenida, apenas vislumbrada en esos silencios, pero omnipresente, opresiva.
Sigue las enseñanzas de Baudoin con mimo y escrupuloso respeto, pero pronto se revela como un alumno superdotado capaz de rebatir al maestro las enseñanzas. Vivès y Baudoin viven la misma relación de tensa admiración que Polina y Bojinski. Se unen, se abrazan, bailan juntos, aprenden y se admiran, se separan…pero no pueden estar apartados. Y en Polina, se desata esa pasión con un dibujante en estado de gracia, capaz de llevar al papel la danza como pocas veces hemos visto, capaz de exprimir esa sinestesia que afloraba en cada viñeta de El Gusto del Cloro para que oigamos la música, que leamos la partitura a través de unos cuerpos en movimiento que acaparan toda la atención en un espacio sin fondos, blanco, sólo marcado por una gestualidad corporal apenas esbozada con un par de trazos donde siempre contrasta la fina línea con gruesas masas de oscuridad.
Un álbum hermosísimo. Impactante. Para degustar en silencio, dejando que la música y el movimiento emanen de él con la naturalidad que sólo Vivès es capaz de transmitir. Edita en Francia Casterman y es de esperar que pronto veamos su edición española cortesía, espero, de Diábolo. (4)

El Museu del Còmic i la Il·lustració sólo se retrasará seis meses

En una entrevista al conseller de Cultura, Joan Mascarell, publicada en AVUI, dice:
Es veuran afectats d’altres projectes en marxa, com ara el Museu del Còmic?
El Museu del Còmic no és un problema, no el deixarem de banda; només cal adequar el calendari, i s’haurà d’endarrerir sis mesos. Un cas similar és el Museu dels Castells de Valls, tot i que encara no ha arrencat. En aquest cas, també n’endarrerirem la posada en marxa. Un altre projecte molt ben definit com el del Museu del Paisatgisme d’Olot s’endarrerirà un any.
¡Gran noticia!