El nuevo Spider-Man, afroamericano

El sistema de ir pasando el traje de uno a otro es un método ideal para el marketing en la industria de los superhéroes: puedes ir matando periódicamente al personaje sin perder “las esencias”, hacer caja, y pasar al siguiente. Y, de paso, ir tocando todas aquellas minorías o mayorías que no compraban tus tebeos, por aquello de la identificación. Ahora le toca el turno a Ultimate Spider-Man, que después de la muerte de Peter Parker será encarnado por un chico negro. Ahora, a ver cuánto tarda en morir y que le pase el testigo a…¿una mujer?¿un hispano?¿un asiático? Todo dependerá de las estadísticas de ventas y perfil del comprador, por supuesto.