Holy Terror

Pese a todo, no puedo evitarlo: leeré Holy Terror. Me huele a canto del cisne de Miller en el cómic, a punto final en ese proceso de destape ideológico en el que la desaparición de las diferentes capas de reflexión que mostraban sus trabajos iniciales han ido desapareciendo, adelgazando su monocorde discurso hasta simplificarlo y dejarlo ridículamente maniqueo y predecible. Lástima. Mientras, una interesante reflexión sobre 300 a la que llego a través de Pablo Muñoz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation